COPARMEX alerta sobre la ampliación del límite para la generación distribuida para fomentar inversiones

Si bien este segmento ha ido en aumento en los últimos años en México, la Confederación Patronal de la República Mexicana pide sentar las bases para no perder competitividad e incentivar a todos los actores del país a que adopten sistemas fotovoltaicos.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Aunque la generación distribuida ha tenido un fuerte incremento en los últimos años en el país, la industria podría potenciarse aún más por las oportunidades del nearshoring, donde cada vez más multinacionales tienen la necesidad de cumplir con los criterios ESG. 

Para aprovechar todas esas inversiones, Carlos Aurelio Hernández González, vicepresidente de Energías Renovables de la Comisión Nacional de Energía de COPARMEX advierte a Energía Estratégica la necesidad de actualizar el marco regulatorio

“Tenemos que apuntar a la proyección alta de generación distribuida aumentando su límite de potencia. No es razonable que una empresa en California pueda generar hasta 10 MW y nosotros estemos limitados a 0,5 MW. Es importante aumentarla cuanto menos a 1 MW”, asegura.

“Necesitamos la democratización del mercado eléctrico. México no necesita pocos generadores grandes sino más bien que haya 5 millones de generadores en tanto los hogares como en las pymes”, agrega.

Para fomentar que esas pequeñas y medianas empresas adopten más energías limpias, el representante del sector no solo recomienda aumentar el límite de potencia en generación distribuida, sino también  disminuir el usuario calificado que actualmente es de 1 MW de demanda máxima a 500 kW.

Esta regulación permitiría que las empresas puedan generar más de lo que consumen y aportar su grano de arena a la descarbonización.

En este sentido, sugiere replicar el modelo francés de transición energética: “Necesitamos volver un derecho humano a la energía eléctrica para que cualquier mexicano pueda inyectar a la red. Que no solo quede en manos del distribuidor, sino de cualquier persona. Se necesita la descentralización de la energía eléctrica”.

Para el especialista, aunque en términos de generación distribuida se han aumentado tanto los proyectos en venta totales como el net metering, sigue pendiente la publicación del nuevo manual estatal de CONAMER que sienta ciertas bases para incentivar el net metering. 

“No obstante continúa habiendo oportunidades y apetito de las empresas de instalar sistemas de generación distribuida en varios sitios del país. Ese modelo sigue caminando cada vez con más fuerza y la CRE (Comisión Reguladora de Energía) debe acompañar ese ritmo”, explica.

“Desde COPARMEX, ante los efectos del nearshoring creemos que debemos fomentar la inversión porque sino la relocalización de las inversiones se va a dar en otros estados. Tenemos que tener la capacidad como país de no presentar una limitante para que las empresas internacionales puedan invertir en energía limpia”, concluye.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *