El plan de expansión de generación en Brasil señala que las energías renovables cubrirán el 86% de la potencia instalada en el Sistema Interconectado Nacional hacia 2030. Esto implicaría un crecimiento del 6% de las hidroeléctricas, un 88% de la eólica y 167% de la solar. 

De acuerdo con cifras compartidas por el Ministerio de Minas y Energía entre 2021 y 2030 se pronostica una adición de 27.3 GW solares, 16,1 GW eólicos y 6,4 GW de hidroeléctricas. 

Ahora bien, la eólica podría tomar un nuevo impulso en los próximos años visto el gran potencial que se identifica en las costas para ubicar aerogeneradores off-shore. 

Cabe recordar que la potencia eólica instalada en territorio brasileño alcanza los 19716 MW en 726 plantas de dicha tecnología, además de otros 4 GW de proyectos en construcción que permitirían que Brasil alcance los 20 GW de capacidad operativa para fin de año y sume nueva potencia en 2022. 

Vistos aquellos números, desde la Asociación Brasileña de Energía Eólica (ABEEólica) revelan un número superior de iniciativas con tecnología eólica off-shore en carpeta. Elbia Gannoum, presidente ejecutiva de ABEEólica aseguró que “actualmente, hay 46 GW de proyectos offshore en desarrollo en Brasil y eso representa cerca de un tercio de la capacidad instalada total”. 

Aquello generaría un buen panorama que sería propicio para subastas. De allí que desde la asociación eólica local trabajan para una eventual subasta de eólica off-shore con vistas al año próximo (ver detalle). 

Sin embargo, desde el gobierno aún no se pronuncian sobre una convocatoria pública destinada a esta tecnología de generación.

En exclusiva para Energía Estratégica, Bento Albuquerque, ministro de Minas y Energía de Brasil, remarcó: 

“Todavía no estamos previendo ninguna subasta de energía off-shore para el año 2022”. 

Por lo pronto, lo que sí estaría trabajando el gobierno es en las bases para que las tecnologías de generación que pudieran ubicarse en costas brasileñas compitan en el mercado.

“La energía off-shore está entrando en nuestra planificación de escenarios de energía y participará de las subastas como las otras fuentes cuando se convierta en competitiva para esto”. 

“Primero, estamos estableciendo las condiciones legales y regulatorias para que esa fuente de energía pueda participar de la expansión de nuestro sector eléctrico”, subrayó el ministro. 

COP26: Brasil adelantaría el cumplimiento de sus NDC impulsando más renovables