La Compañía Inversora de Energía S.R.L. (Cinergia) es una de las empresas comercializadoras de energía que está operando en Argentina con mayor éxito.

Pablo Alberio, Gerente General de la firma, asegura a Energía Estratégica Argentina que ya han logrado cerrar acuerdos de abastecimiento (PPA, por sus siglas en inglés) de energía limpia entre Grandes Usuarios y Cinergia, que serán abastecidos por Latinoamericana de Energía mediante dos parques solares que están en etapa de construcción.

Se trata de “Las Diaguitas”, de 2 MW, y “Tamberías”, de 3 MW, que entrarán en operación comercial a fin de año. “Toda la energía que generarán esos parques ya está contratada”, celebra Alberio.

Asimismo, el empresario destaca que están manteniendo diálogo con otros Grandes Usuarios- principalmente industriales- ofreciéndoles energía limpia de distintos emprendimientos que han sido adjudicados con prioridad de despacho en las subastas del Mercado a Término de Energías Renovables (MATER), en sociedad con los respectivos adjudicatarios.

Ante la consulta de este medio, Alberio revela que, en promedio, los consumidores acceden a celebrar contratos a 10 años en busca de precios más competitivos que el valor general de la energía (monómico), el cual está por del 12 por ciento.

“El interés tiene que ver tanto con encontrar una alternativa de ahorro frente a la compra de energía a CAMMESA como en la certeza de precio futuro”, comenta el Gerente de Cinergia sobre la demanda de los Grandes Usuarios.

Lea también: «Cinergia negocia nuevos contratos con grandes usuarios para abastecerlos con energía renovable»

Así mismo, explica que un tercer driver de las empresas para la contratación de energía limpia está relacionada con una cuestión de marca y responsabilidad con el medio ambiente.

Para el especialista, este mercado augura un gran futuro, sobre todo cuando las Compras Conjuntas de energía limpia, dispuestas por la Ley 27.191, alcancen el volumen establecido por ley y, en paralelo, el mercado entre privados se desarrolle.

Por un lado, el precio de los PPA es sensiblemente menor al de las compras conjuntas, por lo que cuando las centrales de energías renovables del Programa RenovAr entren en operación comercial –muchas de ellas entre este y el próximo año-, el impacto de estas compras se incrementará en las facturas de aquellos usuarios que no ejerzan la opción de salir de las mismas.

Y por otro lado, Alberio recuerda que los primeros PPA bilaterales comenzaron a celebrarse hacia fines del 2017 en la Argentina. “El mercado es muy incipiente, se está desarrollando y cuando sea más grande van a aparecer más oportunidades para todas las partes: el vendedor, el comprador y el comercializador”, observa.