Comunicado de prensa

En 2019, los ingresos ascendieron a 12.200 millones de EUR y el margen EBIT se situó en el 8.3 por ciento. Las inversiones totales fueron de 729 millones de euros todo ello conforme con las
expectativas anuales.

En comparación con los resultados de 2018, los ingresos y los beneficios aumentaron y el flujo de caja se redujo. De hecho, el volumen de pedidos alcanzando los 34.000 millones de euros.

De manera paralela, el valor de cartera de pedidos en el área de Servicios aumentó 3.500 millones de euros para situarse en 17.800 millones.

En 2020, Vestas espera que sus ingresos se muevan entre los 14.000 millones y los 15.000 millones, incluyendo los beneficios del área de O&M, que se espera que se incrementen un 7 por
ciento aproximadamente.

Vestas calcula alcanzar un margen EBIT antes de costes extraordinarios de entre el 7 y el 9 por ciento, con un margen EBIT en el área de O&M del 25 por ciento.

Se estima que las inversiones totales sumen 700 millones de EUR en 2020.

Como consecuencia del rendimiento obtenido durante el año, la Junta Directiva de Vestas Wind Systems A/S propone a la Asamblea General Anual que se distribuya a los accionistas un dividendo
de 7.93 DKK por acción, en comparación con las 7.44 DKK del pasado año, y equivalentes al 30 por ciento del beneficio neto anual.

“En 2019, la energía eólica ha demostrado su posición como fuente líder en el mundo, llevando los pedidos de Vestas hasta el récord de 17,9 GW e incrementando los ingresos en un 20%, lo que traerá consigo un importante aumento de actividad en los próximos años», valoró el presidente del grupo y CEO, Henrik Andersen.

Y agregó que «en un año extraordinariamente activo, Vestas ha extendido su liderazgo en el sector, alcanzando objetivos en todos los parámetros y acumulando la mayor cartera de pedidos de su historia con 34.000 millones de EUR. Una vez más, nuestros negocios de O&M han crecido y mejorado su rentabilidad, lo que subraya su importancia estratégica en este complicado mercado».

Esto, aclaró, incluso cuándo en 2019 la industria afrontó varios retos provocados por las guerras comerciales y las tarifas, causando un aumento de los costes operativos; esperamos que esta situación continúe en un 2020 aún más ajetreado.

«Junto con nuestros partners y clientes, en Vestas hemos trabajado duramente para acabar 2019 con fuerza, y debemos continuar este momentum para alcanzar nuestras metas en 2020. Mientras
lideramos la transición hacia un mundo impulsado por las energías renovables, nos mantenemos centrados en ejecutar nuestra estrategia y llevar la industria a niveles más altos de tecnología,
rentabilidad y sostenibilidad”, concluyó el presidente del grupo y CEO, Henrik Andersen.