A través de una propuesta del Proyecto para la promoción de la energía derivada de biomasa (PROBIOMASA), el cual es una iniciativa de los Ministerios de Agroindustria y Energía y Minería con el apoyo técnico y administrativo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), a partir de diciembre pasado comenzó el curso virtual de autoaprendizaje titulado: “De la Biomasa a la Energía Renovable: Dendroenergía en Argentina”.

La capacitación cuenta con una duración de 120 horas que, por tratarse de modalidad virtual, permite al participante decidir sobre su propio ritmo de avance, por lo que aún continúan abiertas las inscripciones. Desde el Proyecto FAO UTF/ARG/020/ARG recomiendan sostener sesiones de 2 horas diarias para absorber “de manera correcta y adecuada” los contenidos del curso.

La fecha de cierre de la capacitación es hasta octubre de este año y se entregarán certificados una vez finalizadas las 4 unidades técnico-pedagógicas. Estás son:

  • Unidad 1: Definición de Biomasa. Tipos de Biomasa. Clasificación en Argentina.
  • Unidad 2: Dendroenergía. Combustibles Sólidos, Líquidos y Gaseosos. Clasificación, Tecnologías de Transformación en Dendroenergía.
  • Unidad 3: Aprovechamiento Doméstico, Comercial e Industrial de la Dendroenergía.
  • Unidad 4: Indicadores Generales de Costos para la Generación de Energía de Biomasa Seca.

En diálogo con energiaestrategica.com, Sofía Damasseno, Asistente en Capacitación y Comunicación del Proyecto FAO UTF/ARG/020/ARG, estima que habrá más de 500 inscriptos de todo el país.

Inscripciones: http://www.fao.org/alc/cursos/postulaciones/login/forbidden

Objetivos

El objetivo principal del curso es: contribuir al conocimiento, desarrollo y aprovechamiento de la energía derivada de biomasa.

Por otro lado, los específicos son: caracterizar la bioenergía: aprovechamiento energético y parámetros de cuantificación; caracterizar la dendroenergía: formas de obtención, tecnologías de abastecimiento y tratamiento de la biomasa lignocelulósica y su aplicación energética; evidenciar la utilización de la dendroenergía: sectores doméstico, comercial e industrial; y, valorar económica, social y ambientalmente la dendroenergía en Argentina.

La contribución de la dendroenergía a la producción de energía en el futuro dependerá de cuán competitiva llegue a ser la energía basada en la madera para alcanzar los objetivos contenidos en las políticas energéticas recientes; los costos y beneficios sociales, económicos y ambientales de los sistemas de energía maderera; y las cuestiones políticas e institucionales que conforman el marco dentro del cual se inscriben las actividades forestales.

Argentina, en virtud de sus extraordinarias condiciones agroecológicas y las ventajas comparativas y competitivas de sus sectores agro y foresto industrial, presenta un gran potencial de desarrollo en dendroenergía porque ésta:

  1. Comprende toda la energía obtenida a partir de biocombustibles sólidos, líquidos y gaseosos primarios y secundarios derivados de los bosques, árboles y otra vegetación de terrenos forestales.
  2. Es la energía producida tras la combustión de madera, leña, carbón vegetal, pellets, briquetas y otros de acuerdo a su correspondiente poder calorífico neto. La madera es considerada la primera fuente de energía de la humanidad siendo este su uso tradicional. Actualmente, sigue siendo la fuente de energía renovable más importante que, por sí sola, proporciona más del 9% del suministro total de energía primaria a nivel mundial.
  3. Es considerada una fuente de energía renovable sin efectos sobre el clima y viable desde el punto de vista social apta para generar energía térmica y eléctrica para el sector industrial y conjuntos residenciales.