En los últimos días Andrés Manuel López Obrador se reunió con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, a la par de que el Senado aprobó en lo general y lo particular la reforma a la Ley de Industria Eléctrica y pasó a manos del Poder Ejecutivo para que finalmente se dictamine. 

Cabe recordar que en materia de energías renovables, ambos mandatarios poseen diversas posturas. Mientras que AMLO fue quien presentó la iniciativa y tomó ciertas medidas contra el sector, Biden reincorporó a Estados Unidos al Acuerdo de París al inicio de su administración, redujo subsidios a la industria petrolera, frenó nuevas concesiones de petróleo y gas en el país y busca impulsar las energías limpias mediante la creación de empleo e inversión en infraestructura. 

Manuel Zamora García, experto de la industria eléctrica en México, analizó la reunión y las consecuencias que puede acarrear la reforma: «Se esperaba que la reunión fuera hostil. Sin embargo, para sorpresa de todos, fue una reunión de respeto y cordialidad, y de hecho AMLO fue el segundo presidente con el cual Joe Biden se reunió».

Manuel Zamora García

«A pesar de los desaires que AMLO le hizo a Biden, el presidente de Estados Unidos se mostró receptivo y afirmó que la relación de México-USA es primordial para las prioridades de su administración», agregó.

De todos modos, las disposiciones energéticas tomadas en la actualidad por parte de la administración actual mexicana han generado un escenario de espera para ver qué es lo que sucede ante los cambios institucionales.

Zamora García reconoció que “la reforma energética de años anteriores, la original trajo miles de millones de dólares de varios países del mundo”. Y dado que esa inversión está cimentada sobre la Ley de Industria Eléctrica y diferentes normativas, “a la hora de cambiar las reglas del juego con la iniciativa, ya que se contrapone en algunos elementos estratégicos, desde luego se deberá ver cuál es la interacción entre las empresas y la nueva normatividad”, señaló.

Incluso, dado que solamente resta que la reforma a la LIE se publique en el Diario Oficial de la Federación y entre en vigor, no se descartan medios de defensa frente a ella, debido a que “hay contratos y toda una estructura legal detrás de las empresas que deberán adecuarse a la iniciativa”. 

“Los participantes del mercado y todo gremio que concentra a los actores pueden acudir a medios de defensa y ningún gobierno puede impedir eso. Además los mecanismos son diversos, ya sea el Poder Judicial de la Federación, juicios de amparos directos, acciones de inconstitucionalidad o controversias constitucionales”, aseguró el especialista. 

Y ante la pregunta de qué cree que puede ocurrir con las renovables en México, Manuel Zamora García opinó que con las declaraciones de AMLO de no mover ni una coma a la contrarreforma, “hace pensar que no habrá vuelta atrás ni diálogo, por lo tanto es difícil saber qué va a pasar en el corto plazo”. 

“Sin embargo, en el largo plazo las energías renovables tienen muchísimo potencial. Tenemos unas características geográficas ideales para la generación fotovoltaica y eólica y me parece que esto se va a aprovechar”, comentó.