El diputado nacional por el Frente para la Victoria (FpV) por el distrito de Río Negro, Luís María Bardeggia, junto a compañeros de bloque presentó hace apenas 12 días un proyecto de ley titulado “de Fomento a la Microgeneración e Inyección de Energías Renovables al Mercado Eléctrico”. Allí propone la autorización de usuarios particulares de volcar energía renovable a la red a un precio no inferior al que facturan las distribuidoras, con un máximo de potencia de instalación permitido de 100 kilowatts.

Ahora espera tratamiento en la Comisión de Energía y Combustibles, presidida por Silvia Caldiroli, pero la fecha aún es incierta, sobre todo por la definición política del próximo 22 de noviembre donde se determinará quién será presidente. “Hasta acá encontramos buena predisposición”, resalta Bardeggia en diálogo con energiaestrategica.com.

El legislador confía en que la propuesta tendrá buen recorrido legislativo por dos razones. Por un lado, porque se realizó con consenso de entidades del rubro energético renovable, entre ellas, el INTI y fabricantes de aerogeneradores de media y baja potencia. “Ahí tuvimos un primer contacto y conversación y pusimos a consideración el proyecto de ley”, señala el diputado.

Sumado a esto, mantuvieron diálogos con Santa Fe, primera provincia en reglamentar una ley local de generación distribuida y analizaron las recientemente reglamentadas legislaciones de Salta y Mendoza y las de países donde se aplicó la Ley a nivel nacional, como en Chile.

La otra razón que conjetura Bardeggia es que ya se presentaron proyectos similares a este, como el del diputado por el Frente Renovador, Alberto Asseff. “Esto es positivo porque da señal de que podemos compartir visiones sobre este tema que es sustantivo para empezar a incorporar en agenda esta necesidad de un nuevo paradigma de energías renovables”, indica el legislador por el FpV.

Ahora la intención será entablar diálogos y consensos con sectores del aparato ejecutivo para encontrar mayor impulso en el proyecto.

Un aspecto que destaca Bardeggia es que hacer hincapié en el tema de un marco regulatorio para la autogeneración de energía eléctrica “permite empezar a discutir y debatir, lo que provoca que se vaya instalando en agenda”. “Esto en sí mismo es muy importante y consideramos que es lo hay que hacer: ir instalando, ir persuadiendo y compartiendo el tema para conseguir que podamos avanzar en esta política que ya funciona en países de Europa como Alemania”, reconoce.