Conozca los últimos inversores híbridos y de red Deye para proyectos tanto comerciales como residenciales

Las principales ventajas de la línea de productos de los inversores Deye son su compatibilidad con baterías de distintos fabricantes, la salida de CA asimétrica y una interfaz fácil de usar, así como su disponibilidad y el precio de compra de los distintos modelos.

Solarity, distribuidor y mayorista internacional de sistemas fotovoltaicos, ha incorporado a su cartera de productos los últimos inversores híbridos y de red Deye.

Las principales ventajas de la línea de productos de los inversores Deye son su compatibilidad con baterías de distintos fabricantes, la salida de CA asimétrica y una interfaz fácil de usar, así como su disponibilidad y el precio de compra de los distintos modelos.

La posibilidad de su integración con generadores y otras fuentes de energía también representa una ventaja. Los productos Deye son fáciles de comprar en la tienda online de Solarity B2B.

Inversores de red Deye

El rango de potencia de los inversores de red monofásicos Deye oscila entre 1,5 y 10,5 kW y son adecuados para instalaciones residenciales sobre el tejado. Incluyen uno o dos MPPT (maximum power point tracking – seguimiento del punto de máxima potencia) adecuados para más de una orientación del panel. El nuevo inversor Deye SUN-10.5K-G es uno de los modelos de mayor rendimiento del mercado en la categoría de inversores monofásicos.

El rango de potencia de los inversores de red trifásicos Deye oscila entre 4 kW y 136 kW (400 V). Estos inversores de red trifásicos pueden conectarse a la red directamente, sin el transformador.

Por ejemplo, el SUN-136K-G01 está equipado con 8 MPPT y 32 pares de strings y su potencia máxima de entrada de corriente continua es de hasta 204 kW. Así, es posible ahorrar en costes de equipamiento conectando mayor número de módulos fotovoltaicos.

(Fig. 01)

Inversores híbridos Deye

Los inversores híbridos Deye son compatibles con hasta 25 marcas diferentes de baterías y se fabrican dos tipos diferentes:

  • de baja tensión (para baterías con un rango de tensión entre 40 y 60 V): soluciones monofásicas y trifásicas,
  • de alta tensión (para baterías con tensiones entre 160 y 700 V): solo soluciones trifásicas.

La potencia de los inversores híbridos trifásicos de alto voltaje oscila entre 5 y 50 kW y pueden conectarse en paralelo hasta 10 inversores sin necesidad de equipos adicionales. Además, los inversores conectados pueden ser de distintas potencias. Los inversores de esta serie están equipados con refrigeración inteligente, lo cual les permite funcionar incluso a altas temperaturas (> 45 °C).

(Fig. 02)

(Fig. 03)

 

Los inversores híbridos de baja tensión están disponibles en versiones monofásicas y trifásicas y pueden equiparse con sistemas de refrigeración inteligente o natural.

 

Los inversores monofásicos pueden conectarse a hasta 16 dispositivos en paralelo, su potencia oscila entre 3 y 8 kW y se suministran con dos MPPT independientes.

 

La potencia de los inversores trifásicos oscila entre 5 y 12 kW, también vienen equipados con dos MPPT independientes y pueden conectarse a hasta 10 dispositivos.

Como la mayoría de las soluciones híbridas modernas del mercado, la solución de Deye permite separar los circuitos principales de los de reserva y admite cargas de red desequilibradas tanto en modo normal como en modo de reserva durante los cortes de suministro eléctrico. No obstante, la asimetría en una fase no debe superar el 51% de la potencia total.

Además, los inversores híbridos Deye permiten conectar un generador eléctrico, para lo cual están equipados de un puerto específico. Estos productos también eliminan la necesidad de instalar un interruptor ATS adicional. La tensión de salida del generador es una señal para el inversor, que la reconoce y conmuta al programa deseado. En caso de emergencia, el interruptor integrado ON/OFF simplemente desconecta la salida.

(Fig. 04)

(Fig. 05)

En lugar del generador eléctrico, se pueden conectar otros equipos eléctricos, como, por ejemplo, un inversor string. Esta solución es más flexible y, gracias a la conexión de un inversor string y uno híbrido con batería, la funcionalidad de todo el sistema está garantizada incluso en caso de interrupción del suministro eléctrico.

(Fig. 06)

Los inversores híbridos pueden funcionar no solo con paneles solares y generadores diésel, sino también con aerogeneradores. Técnicamente es posible conectar, por ejemplo, los módulos fotovoltaicos al primer MPPT y un aerogenerador al segundo MPPT.

Gracias a la pantalla táctil en color, con una interfaz de fácil uso, que llevan por defecto todos los inversores Deye, el usuario final puede supervisar y gestionar con facilidad los ajustes del sistema. El usuario puede establecer las ventanas temporizadoras para cargar y descargar el sistema de almacenamiento de energía en función de las tarifas de luz, con el consiguiente ahorro de costes.

(Fig. 07)

(Fig. 08)

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *