Solis ha estado trabajando en el campo de los inversores de cadena durante 17 años y está comprometido a brindar a los clientes productos y servicios de la más alta calidad.

Como componente central de cualquier sistema fotovoltaico solar, el inversor es uno de los principales factores que contribuyen a los ingresos del sistema. Centrándose en la calidad y la confiabilidad, Solis se compromete a proporcionar productos y soluciones de alta calidad para todos los escenarios de aplicación.

Los componentes de calidad determinan directamente la vida útil del inversor.

La fiabilidad y la vida útil de un inversor están estrechamente relacionadas con la calidad de sus componentes. El uso de componentes de alta calidad afecta directamente el rendimiento del inversor.

Solis mantiene sólidas relaciones con proveedores de componentes de renombre mundial para garantizar el suministro estable de componentes de alta calidad y la confiabilidad constante del producto.

 El diseño y las pruebas son la clave de la fiabilidad

Se invierte en equipos de prueba de esfuerzo que simulan temperaturas extremas, humedad, viento, arena, lluvia y niebla salina que encuentra un inversor en ambientes al aire libre. La prueba de esta manera garantiza que la confiabilidad del inversor pueda evaluarse y mejorarse para la optimización continua del producto.

Adaptable a temperaturas extremas

La variación de temperatura afectará el funcionamiento eficiente de un inversor y puede deberse a diferencias regionales, del día a la noche, cambios estacionales, etc. Los componentes internos del propio inversor también provocarán una variación de temperatura que puede afectar la seguridad a largo plazo y funcionamiento eficiente del inversor.

El diseño del producto Solis considera el impacto de los cambios de temperatura y adopta varias medidas, como la concentración de placa única, la protección del revestimiento y el enfriamiento del ventilador interno para proteger el inversor. Los ingenieros de diseño de Solis verifican el rendimiento de toda la máquina mediante pruebas de ciclos térmicos, calor húmedo, humedad, congelamiento y lluvia para identificar cualquier defecto en los componentes electrónicos internos del inversor.

Excelente adaptabilidad al aire libre

Otros factores provocados por la exposición a campos externos, como los rayos UV, la niebla salina, la humedad, la arena, etc., pueden afectar la eficiencia y la vida útil del inversor. La fuerte adaptabilidad ambiental es crucial para el funcionamiento confiable del inversor. Los inversores de la serie Solis-(100-125) K-5G tienen protección IP66 y anticorrosión C5, y tienen una excelente adaptabilidad a la intemperie.

Todos los productos nuevos de Solis se encienden y funcionan durante más de 180 días en nuestra área de prueba exclusiva. El estado del inversor es monitoreado diariamente a través de SolisCloud, para observar los principales parámetros de su generación de energía y temperatura interna.

Control de calidad integral del producto.

I+D – producción – pruebas – ventas – servicio. Esta es una cadena completa de suministro de productos integrada verticalmente; otra ventaja única de Solis. El control integral de la calidad del producto a través del flujo y el intercambio de información en cada etapa garantiza de manera efectiva la confiabilidad del inversor.

Solis tiene un equipo de diseño de clase mundial y una nueva planta de fabricación con capacidad de 40 GW con líneas de productos digitalizados y automatizados. Tiene la capacidad de probar la confiabilidad de todos sus productos en todos los escenarios ambientales.

Para obtener más información sobre los inversores fotovoltaicos líderes en el mercado mundial de Solis, visite el sitio web www.solisinverters.com