“Estamos definiendo últimos aspectos técnicos con el Ministerio de Energía y en contacto con entes regulatorios y distribuidoras”, contaba días atrás a este medio el diputado nacional por el PRO, Juan Carlos Villalonga, sobre el proyecto de Ley de generación distribuida.

Próximamente, Villalonga junto a los legisladores que conforman el multibloque que llevan adelante la propuesta, como Néstor Tomassi (Bloque Justicialista), Gustavo Bevilacqua (Frente Renovador) y Luís María Bardeggia (FpV), estarán incorporando sugerencias que la cartera de Energía, precedida por Juan José Aranguren, realizó oportunamente al proyecto de Ley.

Esta maniobra del multibloque tiene dos propósitos claros: contar con el apoyo del Ejecutivo y que la Ley se reglamente rápidamente una vez sancionada y promulgada.

Como próximo paso, se espera que el proyecto sea tenido en cuenta el martes 18 de este mes, cuando se desarrolle la primera reunión de Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados, donde se definirá el temario.

Lea también: «Cómo piensa el Ministerio regular la Generación Distribuida con renovables»

Una de las preocupaciones de los diputados impulsores de la propuesta es que en octubre habrá elecciones legislativas, lo que provoca que la cantidad de sesiones en el Parlamento se acoten y se genere un clima de tensión política dentro del recinto, lo que no cooperaría con el tratamiento de los proyectos. La intención de estos legisladores es que la iniciativa obtenga media sanción cuanto antes.

Asimismo, se buscará que Senadores haga lo propio una vez que el proyecto gire. Pero acá una particularidad: en la cámara alta un multibloque (conformado por Silvina García Larraburu (FpV), Adolfo Rodríguez Saá (PJ) y Julio Cobos (UCR-Cambiemos), Pino Solanas (Proyecto Sur), entre otros) también trabaja en un proyecto de Ley de Generación Distribuida que espera ser tratado.

No obstante, Villalonga cuenta que están en diálogo con los legisladores de la cámara alta para avanzar de manera ordenada en esta cuestión. “Esperemos que prime el buen criterio de cooperar con el proyecto y no superponer esfuerzos, así como, por ejemplo, sabemos que en el Senado se está trabajando en un proyecto de energía solar térmica y, por lo tanto, si tenemos ideas al respecto, vamos a contribuir en ese proyecto y aguardar que nos llegue el mejor texto posible desde el Senado”, reflexiona y remata: “No concibo el trabajo legislativo de otro modo que no sea una tarea colaborativa”.

En efecto, el deseo tanto del Congreso como del Gobierno nacional es que para este 2017 Argentina cuente con un marco regulatorio que permita a todos los usuarios del país inyectar energía limpia a la red eléctrica de baja tensión.

Lea también: «Álvarez disertó sobre beneficios de impulsar la Generación Distribuida»

“La generación distribuida parece una idea sencilla y bastante obvia, pero es realmente disruptivo dentro del sistema eléctrico y son tantos los actores involucrados que es preciso sintonizar con todos ellos una norma de estas características. De todos modos, procuro que la norma dé amplias facultades a la autoridad de  aplicación para ir regulando el mercado y los distintos tipos de mecanismos de promoción, ya que el contexto de precios para la energía distribuida es muy dinámico”, precisa el legislador del PRO.

Por pedido del Ejecutivo, se espera que la Ley a tratarse contemple un mecanismo del tipo ‘net billing’ (sistema neto de facturación), donde se contraste el valor monetario de lo generado y lo consumido (de manera independiente) para que luego se balanceen ambos saldos monetarios.