La compañía de origen uruguayo BERKES, presente en más de 18 países y con sede en América y Europa, ha anunciado recientemente una operación corporativa de relevancia, al adquirir la división de calderas de BWE (Burmeister & Wain Energy), compañía danesa de gran prestigio y más de 150 años de actividad en el sector.

Con amplia experiencia en la creación de soluciones de energía a medida, a través de sistemas de quemado limpio de biomasa y residuos, BERKES da un paso de gigante en su objetivo estratégico: posicionarse como un actor relevante a nivel mundial.

Con esta operación corporativa, BERKES adquiere la tecnología de BWE, su prestigiosa marca y la incorporación de su personal, altamente cualificado en el diseño de calderas de mayor capacidad y que permiten ampliar el abanico de biocombustibles disponibles para la generación de energía, incluso los más complejos. No en vano, BWE es considerada la más antigua fabricante de calderas en el mundo, con su primer trabajo datado en 1852.

Proceso de internacionalización

Esta adquisición se enmarca en el Plan de Internacionalización que BERKES se había diseñado en 2002, cuando arrancó su actividad internacional. Los primeros pasos se dieron en el ámbito latinoamericano con proyectos en Brasil y Chile, para luego dar el salto europeo, sin cesar su actividad en Uruguay.

A partir de ese momento, BERKES no ha parado en su actividad latinoamericana de suministrar para la industria soluciones energéticas de calidad.

En todos estos casos, BERKES ha proporcionado tecnologías de combustión de diseño propio, de alta eficiencia y bajas emisiones. También ha incorporado sistemas de quema de terceros, para así abarcar todas las tecnologías del mercado. Una de las estrategias que ha caracterizado la actividad de BERKES es la de “inter-ligar” varías tecnologías, para unificar el uso de diversas biomasas, subproductos industriales, combustibles, gases calientes, etc., y así optimizar la solución ofrecida.

En este sentido, se han realizado proyectos “llave en mano” (EPC) en diversas partes del mundo, entre los que destacan las plantas de generación en Colombia (4,5 MWe), Guyana Francesa (5,2 MWe) y actualmente se está desarrollando una planta de co-generación en Rumania (4.6 MWe+16.8 MWt).

Nuevas oportunidades de negocio

Las perspectivas de negocio se amplían considerablemente con la incorporación de BWE en la familia BERKES, no solamente en el ámbito europeo sino también en el mercado de calderas en todo el mundo y, en particular, en América Latina. Las características de las calderas producidas por BWE complementan perfectamente al producto diseñado por BERKES, pudiendo ofrecer al mercado islas de calderas de hasta 200MWt.

Con amplia experiencia en biomasa, las calderas de BWE representan la mejor tecnología disponible (“Best Technology Available” -BAT-) en el mercado, a través de diseños propios que incluye su propia parrilla y la tecnología para la alimentación del biocombustible.

Las calderas han sido diseñadas para cubrir una amplia variedad de biocombustibles, clasificados en biomasa agrícola, biomasa forestal, residuos de la madera y biomasa pulverizada, de tal manera que cada caldera está cuidadosamente optimizada para alcanzar el mejor rendimiento.

El perfil de los clientes son compañías utilities, productores independientes y clientes industriales ubicados en el Reino Unido, países escandinavos, Alemania e incluso en la zona Asia-Pacífico.

Crecimiento en América Latina

En todo el continente se abre un periodo muy interesante donde BERKES-BWE va a poner de manifiesto no solo su capacidad en la gestión de biomasa tradicional, sino en el empleo de la tecnología facilitada por BWE para biocombustibles complejos, como los residuos oleaginosos y la paja de cereal.

Los primeros proyectos en América Latina, aparte de los ya mencionados de Brasil y Chile, se realizaron en la República Dominicana (2013) y México (2014), para los clientes Ab Inev y Luccheti, respectivamente. Más adelante se realizaron trabajos en Cuba (2015), para Frigorífico Abel Santamaría y los proyectos de calderas en Argentina (2018 y 2020) para Tecna y Dominion, así como la planta de generación de Guyana Francesa (2020).

Cabe destacar la actividad que se está realizando en Colombia donde, junto con Uruguay, se prevé establecer una base de operaciones para la región. Se está terminando en Colombia la construcción de una planta de generación con biomasa para Eco Energía y será desde este país donde se planifique la expansión hacia Ecuador y Bolivia, donde los ingenios azucareros pueden resultar una atractiva oportunidad.

Asimismo, se contempla desde Colombia la participación en proyectos de calderas de recuperación, donde la compañía espera consolidar su actividad.

Con todo ello, las expectativas son muy esperanzadoras para BERKES- BWE ya que, la unión de energías de estos dos actores consolidados en el mundo de las calderas de biomasa, abre un futuro lleno de oportunidades. América Latina será un magnífico destinatario para esta actividad.