Se trata de uno de los proyectos eólicos más grandes del país, llevado adelante por la firma PCR (Petroquímica Comodoro Rivadavia S.A.). PCR logró iniciar la operación comercial 6 meses antes del plazo contractual comprometido.

Según un parte de prensa se ha dado inicio al período de abastecimiento de la energía eléctrica de fuente renovable contratada por CAMMESA por un plazo de 20 años, a un precio de 40,27 USD/MWh.

El parque eólico, adjudicado en la ronda 2.0 del programa Renovar, cuenta con 51 aerogeneradores Vestas, de los cuales 24 son de 4,2 MW de potencia con 130 m de altura de buje y 27 de 3,8 MW y 126 m de altura de buje.

El proyecto supera el 95% de contenido nacional con aerogeneradores ensamblados en Argentina y el principal equipamiento eléctrico de industria nacional. Y se encuentra emplazado a lo largo de 7500 hectáreas en la localidad de Tornquist, en el sur de la provincia de Buenos Aires.

«PCR cuenta con un equipo de energías renovables encargado de planificar, desarrollar y ejecutar proyectos en el país, siendo Argentina uno de los países con mayor potencial en recursos eólicos y fotovoltaicos, limpios y sustentables. El proyecto ha sido finalizado dentro de los plazos y en línea con el presupuesto aprobado», destaca el comunicado de prensa.

En 2015, con el apoyo de todos los partidos políticos, se sanciona la ley 27.191 y se define una política de estado para impulsar las energías renovables. Desde la promulgación de dicha ley, PCR ha invertido más de U$S 450 millones en proyectos de energía renovable en Argentina, profundizando y diversificando sus negocios.

PCR continuará con su estrategia de seguir aportando para el desarrollo de las energías limpias en el país.

El desarrollo de este parque eólico conlleva, entre otros, beneficios ambientales como ser:

• Aportar energía eléctrica a alrededor de 200.000 hogares;

• Evitar la emisión de gases de efecto invernadero, puntualmente evita la emisión de 480.000 ton CO2/año lo que equivale a lo que emiten 175.000 autos/año, o a lo que absorbe un bosque de 1000 hectáreas o lo que emiten 700.000 personas/año en sus casas;

Es compatible con las actividades preexistentes del sitio de ganadería y agricultura;

• Contribuye a la mitigación del cambio climático además de mejorar la matriz energética del país.

PCR canalizó este proyecto a través de su subsidiaria Luz de Tres Picos S.A..

La obra comenzó en septiembre de 2018, y estuvo a cargo de PCR y sus subcontratistas. Incluyo obras civiles y eléctricas, como la construcción y montaje de una estación transformadora en el parque, la ampliación de la estación transformadora de 500 kV existente en Bahía Blanca, la construcción de 46 km de caminos internos, el tendido de 40 km de líneas en media tensión y el tendido de una línea de alta tensión de 49 km.

El proyecto empleó a más de 500 personas en el pico de su construcción y demandó una inversión total en activo fijo de más de US$ 250 millones.
Con la entrada en operación del parque eólico San Jorge y El Mataco, ya son 3 los parques que la firma tiene en operación, elevando su capacidad instalada a 329,4 MW y convirtiéndose en uno de los mayores operadores de energía eólica en Argentina.

El proyecto ha sido financiado con fondos propios y con fondos de terceros provenientes de préstamos otorgados por parte de entidades bancarias como Itaú BBA, BBVA Banco Francés, ICBC Argentina, Banco de Galicia y Buenos Aires, HSBC Bank Argentina, Banco Santander, Banco Patagonia, y Banco Ciudad de Buenos Aires.

Además, en el 2020, PCR recurrió a los mercados de capitales locales emitiendo más de U$S100 millones en obligaciones negociables, obteniendo de esta forma, un gran apoyo de inversores institucionales locales e inversores minoristas.

A pesar de las dificultades macroeconómicas del país en los últimos dos años, PCR ha recibido un apoyo fundamental de sus bancos de relación y una muy buena recepción por parte de diversos grupos de inversores institucionales e inversores minoristas en las dos emisiones realizadas durante éste año en el mercado local.