Con la incorporación de hidrógeno verde como vector energético, Perú podría poner en valor 22 GW de energías renovables

Fernando Maceda, gerente general en la Asociación Peruana de Hidrógeno (H2 PERÚ) mencionó los grandes retos en torno a la industria y las oportunidades que le otorgaría el impulso de este vector energético al país.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Perú tiene un enorme potencial renovable: no sólo su radiación solar en el sur es la más alta del planeta: 5,5 a 6,5 kWh/m2 sino que además, los departamentos Ica, Piura y Lambayeque se destacan por sus óptimas condiciones para proyectos eólicos.

A su vez, el agua es la principal fuente de generación de energía en el país: en 2020, se generaron aproximadamente 27049 GWh (55%) a partir de centrales hidroeléctricas.

En este escenario, según un estudio del Comité de Operación Económica del Sistema Interconectado Nacional (COES), hoy existen en el mercado nacional alrededor de 22 GW renovables listos y rentables con intenciones de avanzar en el país. No obstante, no pueden ponerse en valor por falta de demanda eléctrica. De ese número, 8900 MW son eólicos, 10500 MW solares y 2900 MW hidroeléctricos.

En el marco del Webinar «Explorando el futuro de la energía con hidrógeno verde en Perú: Oportunidades y desafíos»  organizado por IEEE PES UNAC (ver transmisión), el ingeniero Fernando Maceda, gerente general en H2 PERÚ  destacó al respecto: “La única manera de poner en valor esos 22 GW es con la incorporación de hidrógeno verde como vector energético”. 

“Hoy el mercado eléctrico peruano tiene solo alrededor de 7500 MW. Estar tan lejos de las metas propuestas en el Acuerdo de París es preocupante. Tenemos que cambiar la manera de hacer las cosas”, agregó.

De acuerdo a la Asociación, desarrollar la industria del hidrógeno verde es posible y generaría grandes oportunidades como un gran número de empleos directos, diversificación económica en zonas que hoy dependen de la minería, fomento de innovación técnica y nuevas competencias y proveedores, entre otras virtudes.

“También creemos que es posible exportar a otros países de Europa que también tienen el compromiso de ser carbono neutral pero no tienen los recursos para producirlo”, afirmó.

Desafíos para impulsar la industria

Según el experto, en los últimos años se viene acelerando la inversión en el desarrollo de soluciones en torno al hidrógeno verde y ese crecimiento también trae aparejado retos.

“Para lograr el desarrollo del hidrógeno verde en Perú es necesaria una mayor reducción del costo de las renovables y seguir trabajando en la innovación de los electrolizadores que actualmente tiene eficiencias bajas”, señaló.

Salinas asegura que esos son los principales desafíos para detonar la producción y comercialización del vector energético en Perú. Para el ingeniero, sólo se lograrán esos objetivos con un marco normativo que tenga reglas claras a largo plazo y otorgue incentivos a la industria.

Con intenciones de que Perú avance en una regulación clave para promover el hidrógeno verde, la Asociación presentó el decreto supremo de emergencia climática integrando H2V (MINAM) y publicaron la propuesta de Hoja de Ruta y bases para la elaboración de estrategia por H2 Perú.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *