En el marco de la COP26 se está resaltando la relevancia del hidrógeno verde como vector para descarbonizar distintos sectores productivos y de servicios a nivel mundial.

El Gobierno de Chile, a sabiendas de ello, en noviembre del 2020 lanzó su la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde que “requerirá una inversión acumulada de 330 billones de dólares al año 2050” y que tiene por objetivo “que las exportaciones desde Chile a otras economías superen a las exportaciones de cobre, más allá del 10% del PIB”, destaca Andrea Moraga Paredes, Directora Ejecutiva H2 Chile y Directora Gerente Continua Soluciones SpA.

En una entrevista para Energía Estratégica, la directiva brinda precisiones sobre los proyectos de hidrógeno verde (H2V) que se están llevando a cabo en Chile y en qué estado se encuentra el país para lograr sus metas a largo plazo, una de las cuales apunta a producir este combustible a los precios más baratos del mercado en 2030: 1,3 dólares por kilo.

Actualmente, ¿cuántos proyectos de hidrógeno verde se están desarrollando en Chile y en qué etapas se encuentran cada uno de ellos?

Se ha indicado que a agosto de este año la cartera de proyectos de hidrógeno verde en Chile se ha triplicado en comparación a noviembre de 2020, pasando de 20 a 60 proyectos.

Cabe destacar que actualmente ya existen dos plantas produciendo moléculas de hidrógeno verde en Chile. La primera desde 2017: la planta hibrida solar fotovoltaica, baterías e hidrógeno, de Enel Green Power y Enap, ubicada en la región de Antofagasta, este sistema Power-to-Power alimenta el requerimiento eléctrico del campamento de Cerro Pabellón.

La otra en agosto de este año, con la inauguración de la planta de AngloAmerican, que consta de un sistema Power-to-Mobility para alimentar con H2V grúas horquilla en una faena minera.

En septiembre de este año comenzó la construcción del proyecto Haru Oni (de HIF), que es el primer proyecto de e-combustibles en base a hidrógeno verde en Chile, y se ubica en la región de Magallanes. Este proyecto reúne a tanto el sector público como privado, y a entidades chilenas y extranjeras.

La propietaria de la planta es la chilena HIF, y cuenta con el respaldo de Enap, las alemanas Siemens y Porsche, la italiana Enel Green Power, y Gasco, entre otras empresas. Se espera que esta planta inicie sus operaciones el año 2022.

Otro proyecto que se lanzó en septiembre de este año es el proyecto H2GN, impulsado por Gasvalpo y que tiene como socio tecnológico a grupo Busso.

Esta iniciativa busca inyectar hidrógeno verde a las redes de distribución de gas natural que la empresa tiene en la Región de Coquimbo, sustituyendo hasta en 20% el uso del gas natural, llegando a más de 1.800 hogares de las ciudades de Coquimbo y La Serena. Se espera que entre en operación el primer semestre de 2022.

Además, el proyecto HyEx, liderado por las empresas Engie y Enaex, en la región de Antofagasta, que busca generar Amoníaco verde para explosivos a nivel local y para exportación, ya ha ingresado al sistema de evaluación de impacto ambiental a través de una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) en el mes de septiembre.

El proyecto Hydra liderado por CSIRO, Mining3, Engie y que cuenta con financiamiento CORFO, ha ido también avanzando en la implementación del tren de carga, a escala piloto, para un camión CAEX, se encuentra ya en etapa de preparación de las pruebas de campo de operación del sistema en las condiciones reales de operación.

Fuente: H2 Chile

Otros proyectos que ya son de conocimiento público, a desarrollar en el norte de Chile:

  • AES Andes que está trabajando en un proyecto para la generación de amoniaco, se espera que ese proyecto requiera 850 MW de nueva capacidad renovable.
  • Airliquide, proyecto piloto que busca incorporar Buses a H2V para el transporte de trabajadores a faenas mineras.
  • Copec, estación de abastecimiento de H2V para buses de trabajadores a faenas mineras.
  • TCI GCOMP y su proyecto HOASIS, que busca instalar una planta de 3 GW de capacidad de electrólisis, para la generación de H2V para distintas aplicaciones, incorporando el concepto de economía circular.

Ahora en el centro-sur están los proyectos:

  • Enagas, Acciona y GNL Quinteros, se han asociado para desarrollar el proyecto “Hidrógeno Verde Bahía Quintero”, que busca ofrecer una alternativa energética sostenible, contribuyendo al proceso de descarbonización de la matriz energética del país y de la recuperación ambiental de las comunas de Puchuncaví y Quintero. A través de una planta de electrólisis con una potencia nominal de 10 MW.
  • Engie y Walmart, proyecto que generará H2V para grúas horquilla que funcionan con celdas de combustible. Se encuentra en etapa de ingeniería de detalle y espera comience su operación a mediados de 2022.
  • TCI Gecomp, con el proyecto HValle Sur, busca instalar electrogeneras para incorporar H2V en camiones del rubro forestal.
  • CAP y Paul Wurth, proyecto de incorporación de Hidrogeno Verde en las operaciones de fabricación de acero de CAP con miras al acero de bajo carbono en Chile a lo largo de toda la cadena de valor.

Y para finalizar en el extremo sur,

  • AustriaEnergy y Ökowind, con el proyecto HNH Energy, que producirá 150.000 ton/año de H2V ó 850.000 ton/año de amoníaco verde para exportación.

¿Cuántos proyectos creen que habrá al finalizar el 2021?

La verdad es que es muy difícil estimar un número, dado que el interés de las empresas en formar parte de la gestación de la industria del hidrógeno verde en Chile es creciente.

A modo de ejemplo puedo mencionar que durante este año se han incorporado más de 30 empresas a H2 Chile, y siguen ingresando, por lo que no cabe duda que la cartera de proyectos asociada a H2V seguirá en aumento, dado que hay una clara tendencia de futuro en materia energética, ligada a la urgencia del desafío climático y que ven que el H2V es un negocio no sólo rentable, sino que esencial para acelerar la transición energética global y la reactivación económica.

Andrea Moraga Paredes, Directora Ejecutiva H2 Chile y Directora Gerente Continua Soluciones SpA

¿Qué consideraciones hacen desde H2Chile acerca de la cantidad de proyectos que están desarrollándose, teniendo en cuenta que se está cumpliendo un año desde el lanzamiento de la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde?

No cabe duda que el aumento en la cantidad de proyectos de H2V desde el lanzamiento de la estrategia, es una buena señal, puesto que una de las primeras metas a cumplir es contar con 5 GW de capacidad de electrólisis en desarrollo al 2025.

No obstante, desde H2 Chile seguimos realizando esfuerzos en para cubrir las brechas de información que aún puedan persistir entre las empresas y los actores de la cadena de valor del H2V (hidrógeno verde) para incentivar las inversiones, y desarrollo de proyectos a diferentes escalas.

En este sentido estamos apoyando el desarrollo de la regulación, lo que ayudará a reducir incertidumbres. Además, estamos articulando proyectos de aplicaciones de H2V con el fin de estimular la demanda local y ganar experiencia para luego migrar a mercados internacionales.

De igual forma, estamos trabajando en conjunto con el gobierno y otras entidades para traer financiamiento internacional al país, a condiciones preferenciales para iniciativas de H2V.

Pues, de acuerdo a la Estrategia Nacional de Hidrógeno se requerirá una inversión acumulada de 330 billones de dólares al año 2050 y que las exportaciones desde Chile a otras economías podrían superar a las exportaciones de cobre, más allá del 10% del PIB.

Por tanto, nuestro objetivo es incentivar a que el ecosistema de negocios local, las empresas, el Estado, la academia y la sociedad civil en general, asuman que el hidrógeno verde es una gran oportunidad para el futuro de Chile y que representa una exportación de bienestar para todo el planeta, por lo que apostamos a la creación de confianzas y a la colaboración intersectorial.

¿Qué expectativas tienen respecto a la convocatoria de CORFO que apalancará proyectos de H2V?

Desde luego que la convocatoria mencionada es un apoyo a la implementación de la estrategia y a alcanzar las metas propuestas en esta primera etapa a 2025. Dado que los US$50 millones disponibles están enfocados a iniciativas que deberán instalar una potencia de al menos 10 MW y entrar en funcionamiento a más tardar en diciembre de 2025.

Las iniciativas presentadas proponen emplazamiento en las regiones de Atacama, Antofagasta, Valparaíso, Biobío, Aysén y Magallanes; con un tamaño en torno a una mediana de 20 MW, lo que supera la capacidad de las plantas de hidrógeno verde que hoy se encuentran en operación a nivel mundial.

Las diez empresas que presentaron sus iniciativas a la convocatoria son: Air Liquide Chile S.A, CAP S.A.; Copenhagen Infrastructure Energy Transition Fund I K/S; Enel Green Power Chile S.A. Engie Sa; GNL Quintero S.A.; Imelsa Energía SpA.; Linde GmbH; Hydrogène de France S.A.; y Sociedad de Inversiones Albatros Ltda.

Desde H2 Chile, creemos que esta convocatoria es muy importante para la materialización de iniciativas, y que los proyectos que adjudiquen serán fundamentales para acelerar el proceso de adopción del hidrógeno verde como vector energético en Chile. Apuntando a posicionar a Chile como actor clave en la descarbonización del mundo, alcanzando los compromisos de carbono neutralidad adquiridos, así como también aportando a la generación de empleo y oportunidades a nivel local.