Por lo pronto, se habla de dos grandes características de la próxima subasta, Ronda 4 del Programa RenovAr: proyectos de gran escala e inclusión de redes de transmisión eléctrica en alta tensión. 

Al respecto, en el marco de un evento Networking sobre Energías Renovables organizado por la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional y el Ministerio de Hacienda de la Nación, se les consultó a empresarios su visión sobre la propuesta.

“Según lo trascendido los proyectos de la ronda 4 deberán ser de más de 200 MW (…) Y hoy no hay proyectos –o muchos proyectos– desarrollados con esa cantidad de potencia”, dijo primeramente Walter Lanosa, CEO de Genneia.

“La ronda 4 debería tener muchísimo más tiempo de participación o condiciones más laxas respecto de las anteriores, cosa de que en un proyecto de tanta inversión y con tanta dificultad para cierre de financiamiento pueda lograrse”, consideró el empresario. 

Por su parte, Goldwind espera con expectativas RenovAr 4. Carolina Rodríguez, gerente de la compañía está expectante a la salida de los pliegos de bases y condiciones de la nueva ronda para compartir su lectura en detalle. 

Ahora bien, respecto a los proyectos en curso, en el foro ‘Revisando los desafíos y oportunidades del financiamiento de proyectos’, expresó: “se optó en primera instancia 100% de equity de la empresa para cumplir con los avances de nuestros proyectos; pero al evaluar las distintas normativas y que se conocieran las condiciones del mercado es que desde nuestra casa matriz se empezó a proceder por financiamiento vía 100% de project financing. Esto lo hemos alcanzado casi luego de un año y medio de haber iniciado el proceso, jugándonos en contra todo lo que ha sucedido en el último año en nuestro país”.

Atento a aquello, Martín Mandarano, CEO de YPF Luz, señaló como necesario ofrecer mejores condiciones, tener previsibilidad de subastas y analizar otros casos en la región para poder diseñarla corde a las necesidades del mercado.

Citando el caso brasileño, el referente de YPF indicó como conveniente plazos de cuatro o seis años para la puesta en marcha de proyectos si se tratan de iniciativa de gran escala. 

Lea también: «Maximiliano Morrone sobre la Ronda 4 del Programa RenovAr: “venimos trabajando desde principios de año interdisciplinariamente con el objetivo de hacer esta nueva licitación”»

“Tal vez lo que haya que pensar es proyectos más grandes con plazos más largos (…) para desarrollar en tiempo y forma los proyectos. Por que al tratarse de proyectos grandes se debe buscar el sitio, la capacidad y accesos”. 

Siguiendo la idea, expresó: “Estamos limitados en el desarrollo de proyectos de energías renovables hasta tanto no se desarrolle el sistema de transporte. Con lo cual, si RenovAr 4 va a ir asociado a ampliaciones de sistema de transporte es un punto positivo”.

No obstante, un gran cuello de botella hoy para los proyectos es el cierre financiero y este podría verse complicado con la adición del sistema de transporte al proyecto. Por eso, en el panel de que participaron estos empresarios se trató en profundidad el tema. 

“Lo que nos encontramos es que donde hay capacidad de transporte, el recurso es bajo, y al no bajar el CAPEX, las tasas de la deuda suben y los proyectos se tornan inviables a precios de mercado que los que el cliente hoy quiere recibir. Distribuir más CAPEX a un proyecto de energías renovables claramente es un tema que complica el financiamiento”, planteó Mandarano. 

“Hoy se complica el financiamiento 100 o 200 millones de dólares, que es solamente el CAPEX de un proyecto eólico; si se va a un proceso de ampliación de transporte, se deberá entender también cómo será esa remuneración, cuál es el tema regulatorio de transporte para ese tipo de ampliación, si los transportistas son independientes o no, entre otras cosas. Es todo un tema que hay que analizar”, expresó.

Los expertos consultados marcaron que hay diferencias entre cómo se vivía la financiación en el 2017 y cómo es ahora. Un desafío para el éxito de RenovAr 4 también debería ser garantizar seguridad a las inversiones que se van a realizar en el país.  

“La competitividad de las renovables requiere acceso a capital en condiciones razonables. Si ese acceso se hace a tasas de dos dígitos o mas, parece difícil alcanzar esos valores de competitividad por más factor de capacidad excelente que puedas tener”, señaló Lanosa. 

Adicionalmente, Rubén Vazquez, gerente de CP Renovables dijo que hasta ahora RenovAr tuvo como beneficio tener un contrato con CAMMESA que ofrecía como respaldo el “Fondo para el Desarrollo de Energías Renovables” (FODER), pero que hoy habría que analizar si los pagos se están dando de una manera razonable. 

“Hay cosas que los bancos ven y que no les gustan nada. Ahora las condiciones no son que tengamos una cierta cantidad de meses pagos sino que ahora quieren que sea CAMMESA y no el FODER quien pague la factura”, advirtió el empresario.