En el marco del congreso Energyear Argentina, Ignacio Romero, Director Nacional de Generación Distribuida, confió que están trabajando en distintos mecanismos de incentivos para llegar al objetivo que se propone la Ley 27.424: 1.000 MW de energía renovable proveniente de la autogeneración de usuarios particulares.

Por un lado, el funcionario adelantó que se creará un fondo denominado Certificado de Crédito Fiscal (CCF), nutrido por 300 millones de pesos, que se utilizará para otorgar beneficios fiscales a medianos y grandes usuarios.

“Se otorgará un crédito fiscal por algún porcentaje estimado de la inversión que se pueda descontar del IVA o de Ganancia”, explicó Romero. Y destacó que, con este mecanismo, “la idea es impulsar el sector de consumidores correspondientes a empresas medianas y grandes».

Por otro lado, la Dirección utilizará al Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables (FODIS), constituido por 500 millones de pesos, para que pequeñas empresas y usuarios residenciales también se interesen en instalar paneles fotovoltaicos en sus techos, o alguna otra fuente de energía limpia.

Romero observó que como a las PYMEs más chicas le es complejo tomar créditos por su flujo de capital, se está manteniendo diálogo con diferentes Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) para otorgar financiamiento a tasa subsidiada. “Vemos que este mecanismo funciona muy bien en el sector PYME”, enfatizó el funcionario.

Finalmente, para el caso de usuarios residenciales, el Director de Generación Distribuida adelantó que también se está evaluando el lanzamiento de líneas de crédito a tasas subsidiadas y bonificación de capital.

Lea también: «El Gobierno espera una “adhesión masiva” a la Ley de Generación Distribuida a partir de marzo»

«Estamos tratando de elaborar una propuesta lo suficientemente atractiva para cada uno de los segmentos, fomentando la mayor cantidad de instalaciones posibles», resaltó Romero y anticipó que estos fondos se “van a terminar de cerrar en estos meses”.

Complementarse con las Provincias

Por otro lado, el funcionario señaló que están manteniendo diálogo con distintas entidades bancarias para que participen en esta nueva experiencia que transitará la Argentina.

“La idea es trabajar con diferentes bancos y con las distintas provincias para generar la mayor cantidad de conexiones posibles», enfatizó Romero. Al tiempo que destacó la buena labor de Córdoba, que instrumentó su propia Ley de Generación Distribuida con beneficios para sus usuarios.

«No queremos una competencia de Nación con las Provincias entre regímenes de promoción, sino una complementariedad», cerró el Director Nacional de Generación Distribuida.