El próximo mes de septiembre comenzará a funcionar, en Baja Sajonia, Alemania, el primer tren de pasajeros con pila de hidrógeno cero emisiones del mundo. Se trata del primero de 14 que compró ese estado alemán.

En una entrevista para Energía Estratégica, Ernesto Garberoglio, Director General de Alstom en Argentina, cuenta de qué características tienen estos trenes, cuáles son las ventajas por sobre los convencionales y las expectativas de mercado de la compañía francesa para el mundo.

¿Qué características tiene Coradia iLint?

Coradia iLint de Alstom es el primer tren de pasajeros de piso bajo en el mundo impulsado por una célula de combustible de hidrógeno que produce energía eléctrica para tracción; este tren de cero emisiones es silencioso, teniendo solamente el escape de agua condensada y vapor por el proceso.

El Coradia iLint es especial por su combinación de distintos elementos innovadores: conversión de energía limpia, almacenamiento flexible de energía en baterías y gestión inteligente del poder de tracción y energía disponible.

¿Qué ventajas comparativas presenta ante un tren convencional?

La mayor ventaja es que está particularmente adecuado para operar en redes no eléctricas, donde no tiene catenaria para alimentar el sistema de tracción (los trenes eléctricos normales necesitan catenaria) y, además, permite la operación sustentable de trenes manteniendo un alto desempeño de estos al ser un tren libre de emisiones de CO2.

¿Cuántas unidades han vendido en el mundo?

En noviembre de 2017, Alstom y la autoridad local de transporte de Baja Sajonia (LNVG) firmaron un contrato para la entrega de 14 trenes de células de combustible de hidrógeno, junto con 30 años de mantenimiento y suministro de energía.

Los 14 trenes serán producidos por Alstom para el grupo de vehículos de LNVG y transportarán pasajeros entre Cuxhaven, Bremerhaven, Bremervörde y Buxtehude desde diciembre de 2021. Tras esta aprobación otorgada por la Autoridad Alemana de Ferrocarriles (EBA), los dos primeros prototipos de Coradia iLint entrarán en circulación para fines del verano en la red Elbe-Weser.

¿Y la región latinoamericana?

Por el momento no hemos recibido ninguna propuesta pero desde Alstom, si algún país de Latinoamérica se encuentra interesado en esta tecnología, estamos listos para empezar los estudios de viabilidad del proyecto.