¿Qué balance realizas de tu gestión al frente del Consejo Mexicano de la Energía?

Fui electo hace 4 años. En aquel entonces, COMENER contaba solo con unos 10 a 15 miembros. Ahora, somos más de 20 y nos reconocemos como el organismo que representa a toda la cadena de valor del sector energético, esto incluye el oil and gas, electricidad y energías renovables.

Mi gestión, que inició con la administración anterior y continúa ahora ante el cambio de gobierno, que tiene una visión distinta del sector energético, mantiene al día con las necesidades del sector. Nuestra agenda en COMENER es muy amplia y transversal. En mi caso, en estos años me enfoqué a lo que es atracción de inversiones junto con la licencia social para materializarlas, incentivar la competencia entre nuevos jugadores y las empresas productivas del Estado, desarrollo tecnológico y formación de talento. Pero, ante todo, desde el Consejo buscamos velar por la certeza jurídica que se requiere en el sector para que el mercado pueda desarrollarse.

¿Prevén cambios significativos en el marco legal y normativo del sector energético?

Por lo pronto la ley sigue intacta. El riesgo es que se hagan modificaciones que inhiban el desarrollo de los mercados energéticos. Pero nosotros consideramos que tenemos que encontrar oportunidades con el Gobierno actual para poder trabajar en pos de construir primeramente infraestructura necesaria.

En el primer trimestre del año se va anunciar el Plan de infraestructura en materia energética, donde esperamos tener una participación proactiva con la Secretaría de Energía y Presidencia, logrando consensos en los proyectos a desarrollarse.

Un hecho es que ni Pemex, ni la Comisión Federal de Electricidad tiene los recursos suficientes para desarrollar infraestructura de acuerdo con la demanda esperada.

De ahí, por ejemplo se propuso Pidiregas ¿verdad?

Así es. La fórmula para poder desarrollar esta infraestructura son asociaciones público privadas y es justamente ahí donde tenemos que generar consensos necesarios.Trabajar juntos es el camino para poder lograr la soberanía energética que tanto promociona este gobierno de López Obrador, que busca además bajar los precios de la electricidad y reducir los precios de la gasolina.

¿Considera que ese esquema de participación público privada se puede replicar para nuevos proyectos de generación con energias renovables?

Ya contamos con proyectos de energías renovables a lo largo y ancho del país que son muy exitosos, como los de tecnología eólica y solar fotovoltaica. Considero que estos deben seguir adelante para poder cumplir las metas del Acuerdo de París para elevar al 35% la participación de energías renovables al 2024.

Hay un tema también pendiente en materia medioambiental que incluye a la nueva norma para mezclar el etanol y las gasolinas fuera de la zona metropolitana, de Guadalajara y de Monterrey. Esto también puede ayudar a reducir el impacto de la contaminación al medio ambiente en las ciudades.

¿Qué nuevos retos considera que atraviesa el marco regulatorio para los mercados energéticos en México?

La soberanía de los órganos reguladores -como la Comisión Reguladora de Energía y la Comisión Nacional de Hidrocarburos- es fundamental para fijar las reglas del mercado.

En la CRE, toda la planeación para continuar construyendo infraestructura de almacenamiento y de transporte de hidrocarburos, petrolíferos y petroquímicos se ha vuelto un tema de seguridad nacional.

De igual modo, en la CNH las rondas petroleras tienen que seguir adelante para incrementar la producción de crudo. La meta que se ha propuesto el gobierno antes de finalizar su sexenio es rebasar los tres millones de barriles, lo cual es una meta que consideramos ambiciosa. Por lo que, aquí cobrará mucho peso la autonomía de las entidades reguladoras para supervisar los procesos.

Asistió a distintas mesas público-privadas, como por ejemplo la convocada por la Secretaría de Economía para batir sobre contenido nacional en el sector eléctrico, ¿ considera que debe desarrollarse un plan de incentivos para acompañar el crecimiento de la cadena de valor productiva?

Participé esta semana del consejo consultivo e hice ver en este encuentro que el contenido nacional viene de la mano del desarrollo de proveedores. Con esto quiero decir que se deberá acompañar a pequeñas y medianas empresas en su preparación para poder vender sus bienes y servicios a nuevos jugadores que vienen a invertir en el país.

Nuestro reto es disminuir la mortandad de estas empresas, ya que hoy 7 de cada 10 empleos son generados por PyMEs.

En el Consejo Mexicano de la Energía impulsamos un contenido nacional responsable y que no ahuyente las inversiones, evitando aumentar los niveles de pobreza como se dió en el caso brasileño en dónde comprar contenido nacional significó comprar fuera de precio de mercado. Nosotros apuntamos a comprar en México a precios internacionales.

En el marco de otro evento realizado esta semana firmaron un acuerdo con el Consejo Nacional Agropecuario donde incluyeron uso eficiente de la energía incorporación de energías renovables, ¿en qué consistiría?

Esto fue todo un suceso para nosotros. Llevábamos años intentándolo porque en el sector agropecuario se requiere electricidad a menor costo  para hacer a la agroindustria más competitiva. Así también valoramos que es necesario fomentar los biocombustibles para dar a los consumidores opciones más sustentables.

Nuestra prioridad es tender puentes entre el inversionista y el agricultor, ganadero o comunidad indígena para que realmente podamos dar la carga social a nuevas inversiones y que estás no se detengan.