Colombia requerirá 6 GW en los próximos 5 años y dará prioridad a las renovables

El Director General de la UPME, Christian Jaramillo Herrera, dio precisiones sobre las necesidades del sistema, el cual quedará ordenado en mayo con la aplicación de la Resolución CREG 75.


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

Según Christian Jaramillo Herrera, Director General de la UPME, el sistema eléctrico colombiano va requerir, por lo menos, entre 5.000 y 6.000 MW en los próximos cinco años.

Y esa es una de las razones por las que Colombia necesita ordenar su espectro eléctrico. Es por ello que necesita terminar de aplicar la Resolución CREG 75.

En un encuentro explicativo, Jaramillo precisó que los criterios ya están definidos pero que restará definir la gravitación que tendrán cada uno de ellos. Adelantó que se publicarán los términos a consulta pública a finales de marzo y luego, entre abril y mayo, quedarían en firme.

El funcionario explicó que existen 24.750 MW que poseen asignación (18.721 MW que tienen capacidad asignada hasta julio del 2021 y 6.000 se asignaron este año), pero unos 8.572 MW serían dados de baja en virtud por no pagar garantías (de 10 dólares por kW).

Ante la consulta de Energía Estratégica sobre cuáles son tales criterios, Jaramillo mencionó tres que tienen que ver con la configuración de la tarifa eléctrica de los usuarios.

En primer lugar, se les dará más puntos a las energías más competitivas, capaces de abaratar los precios de la bolsa. “Esto va a bajar costos de generación y es menor factura para los colombianos”, enfatizó el número uno de la UPME.

Indicó que los problemas de restricción también serán bien ponderados. “Hay ciertas zonas del país a la que es difícil llevar la energía, y cuando se genera localmente arregla el problema. Esos proyectos bajarán los costos de restricciones, que son muy importantes”, manifestó.

Sostuvo que también serán premiados “los que ayuden a disminuir pérdidas en el sistema”, debido a la cercanía de los consumos.

Además, indicó que entre los ponderables habrá algunos “nuevos”. Por un lado, las que emitan menos Gases de Efecto Invernadero (GEI) serán mejor puntuadas que las contaminantes.

Por otro lado, los proyectos con flexibilidad, que permitan aumentar o disminuir su generación según como lo considere necesario el despacho, serán mejor puntuados que aquellos que no lo hagan. Este es un punto en contra para las renovables variables, que dependen del recurso solar o del viento para funcionar.

Con este panorama, Jaramillo indicó que los proyectos eólicos o solares con baterías tendrán una gran puntuación en este esquema.

Otro aspecto que remarcó el funcionario es que los proyectos que tengan asignación en subastas tendrán prioridad al igual que los que tienen licenciamientos ambientales aprobados por sobre los que aún no los tienen.

Ante una nueva consulta de este medio sobre si los proyectos que se presenten tendrán un límite en la Fecha de Puesta en Operación (FPO) declarada, Jaramillo precisó que, de haber capacidad disponible, mientras antes se declare en funcionamiento el proyecto mejor puntuará.

Pero el funcionario advirtió que, a diferencia de antes de la Resolución 75, los FPO ahora no podrán prorrogar sus fechas fácilmente. Para hacerlo, una empresa deberá justificar el motivo, lo que la llevará a ampliar garantías. No obstante, la UPME puede rechazar el pedido de cambio y quitar la asignación.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019


PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com