Coalición multisectorial pide apoyo a Biden para la continuidad del net metering en Puerto Rico

A través de una carta enviada a la Casa Blanca, un grupo de organizaciones solicitó al presidente de los Estados Unidos que nombre nuevos miembros para el FOMB que apoyen la energía solar.

Una amplia coalición de organizaciones de justicia ambiental y laboral, entidades benéficas y empresariales de los Estados Unidos expresaron su preocupación por el accionar de la Junta de Administración y Supervisión Fiscal de Puerto Rico (FOMB, por sus siglas en inglés) que amenaza el despliegue de energía solar y almacenamiento.

En concreto, existe un riesgo claro y presente de que el FOMB inicie un litigio para anular la la Ley 10 del 2024, que resguarda la continuidad de Programa de Medición Neta al posponer hasta después del 2030 la realización de un estudio que partir del cual se podrían realizar cambios en la política de medición neta.

Ante esta situación, la coalición encabezada por la Asociación de Energía Solar y Almacenamiento de Puerto Rico (SESA) solicitó al presidente Biden su apoyo para urgir al FOMB a abstenerse de realizar cualquier cambio a la ley de Medición Neta y nombrar nuevos miembros que coincidan con aquel pedido.

“Hoy escribimos para solicitar su apoyo en la confirmación de nominaciones de nuevos miembros de la JSF que apoyen el crecimiento de la energía solar y el almacenamiento en baterías en hogares y negocios en toda la isla, y para urgir directamente a la JSF a rescindir sus cartas emitidas el 10 de abril y el 2 de mayo de 2024. Dado que seis de los siete asientos de la JSF están actualmente por ser nombrados, y conociendo el fuerte apoyo pasado de la administración Biden tanto a la energía solar como a Puerto Rico, esperamos que pueda ayudar rápidamente con este asunto urgente”, expresa la carta a la que tuvo acceso Energía Estratégica.

De esta manera, asociaciones civiles y empresariales se encuentran uniendo esfuerzos para comunicar y socializar los beneficios de la energía distribuida en medición neta, así como para exigir se mantenga la vigencia de la Ley 10 del 2024, para mantener el rumbo hacia al cumplimiento de los objetivos de sostenibilidad del sector energético que indican que las energías renovables deben alcanzar un 40% al 2025 y un 100% al 2050 en el archipiélago puertorriqueño.

Estos esfuerzos, entre ellos la carta enviada a Biden por parte de la coalición, se suman a una serie de correspondencias que se enviaron en el último tiempo a la Casa Blanca. La última de la que tiene conocimiento este medio incluye un escrito con fecha del 21 de mayo en la que Hispanic Federation, la principal organización latina sin fines de lucro del país, reitera el pedido de que el presidente americano inste al FOMB a abstenerse de realizar cualquier cambio a la ley de Medición Neta, que amenazaría inminentemente el despliegue de energía solar y almacenamiento de baterías.

En el Congreso de los Estados Unidos también están al tanto de esta situación. De hecho el pasado 17 de mayo del 2024, más de 20 legisladores (18 miembros del Congreso y 3 senadores) también firmaron una carta pero en esta ocasión dirigida al FOMB expresando su preocupación respecto a derogar o enmendar la Ley 10-2024 de Puerto Rico.

“Cualquier intento de reducir la viabilidad económica de los sistemas solares en tejados y baterías al reducir la medición neta debe ser rechazado en esta etapa crítica de la transformación del sistema energético de Puerto Rico. La medición neta ha demostrado ser esencial para las familias en Puerto Rico y esencial para el progreso de Puerto Rico hacia sus propios objetivos de energía renovable”, indicaron.

Al respecto, es preciso indicar que los objetivos de sostenibilidad del sector energético indican que las energías renovables deben alcanzar un 40% al 2025 y un 100% al 2050 en el archipiélago puertorriqueño y el despliegue de la medición neta sería clave para lograrlo.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *