CNE presentó los resultados de estudios para modernizar el mercado eléctrico de Chile

A partir de los informes se proponen dos niveles para perfeccionar el sistema, pasando por un mercado de transición basado en costos mejorado y el mercado basado en ofertas, a fin de lograr mayor participación en tecnologías renovables y de almacenamiento.

La Comisión Nacional de Energía (CNE) de Chile presentó los principales resultados de los estudios vinculados a la modernización y perfeccionamiento del mercado eléctrico nacional hacia un esquema de ofertas, en el marco del avance que requiere la industria en el actual contexto de transición energética que atraviesa el país.

Los estudios llevados a cabo en conjunto con la consultora Vinken-Dictuc (asociada a la Escuela de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile) analizaron la estructura del mercado eléctrico actual e incorporaron una propuesta para avanzar hacia una nueva estructura de mercado con los lineamientos y elementos relevantes a mantener el actual esquema.

“La transición hacia un esquema de ofertas no es un cambio radical, sino que Chile tiene y fue pionero en sentar las bases de mercados que fueron emulados en distintos países. Queremos dar un paso más allá y ajustar el sector con las nuevas necesidades tecnológicas”, inició Matías Negrete Pincetic, director del Departamento de Ingeniería Eléctrica y miembro del Centro de Energía UC.

Cabe recordar que la CNE no es la única entidad energética que estudia un cambio en el sector, sino que meses atrás el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN) presentó el informe de avance del estudio sobre un diseño de mercado basado en ofertas para el MEM, servicios complementarios y pagos por capacidad, con el propósito de lograr una propuesta para reformar el mercado eléctrico mayorista chileno a corto plazo y analizar cómo incorporar más renovables y almacenamiento de energía en la matriz. 

Por lo que con ese nuevo modelo de mercado, tanto por el propuesto por la CNE y el CEN se busca transitar hacia tecnologías de manera costo-eficiente, que asegure un suministro confiable; a la par de generar incentivos y materializar más inversiones y participación en el sector, principalmente en servicios complementarios (SSCC) y en sistemas de almacenamiento BESS (Battery Energy Storage System).

Para ello, desde Comisión Nacional de Energía y la consultora Vinken-Dictuc proponen dos niveles de transición del mercado actual a la transformación final, siendo la primera un mercado de transición basado en costos mejorado, el cual considera un mercado altamente centralizado, con costos auditados en energía y precios uniformes tanto para energía como SSCC, considerando etapas de vinculación.

Mientras que el segundo nivel es el mercado basado en ofertas, que contempla una transición hacia ofertas en energía y SSCC en base a precio nodales de electricidad con, al menos, una etapa de liquidación vinculante previa, pudiendo considerar intradiarias.

“Pero estos cambios se deben complementar con modificaciones a mecanismos de capacidad y otras instancias de contratación de largo plazo, como por ejemplo herramientas adicionales para la generación de señales de inversión y el favorecimiento de condiciones de competencia”, aclaró Matías Negrete Pincetic.

“Nuestra propuesta es que siga siendo un mercado spot de energía marginalista. Por lo que no supone demasiados cambios a los fundamentos de lo que tenemos en Chile, sino que queremos construir desde ahí”, añadió. 

Por otro lado, director del Departamento de Ingeniería Eléctrica y miembro del Centro de Energía UC planteó que con esa modificación habrá una reducción de vertimientos de energía renovable (a la alza en lo que va del 2024), dado que la vinculancia incentivaría un mejor desarrollo de pronósticos y/o el uso de medidas adicionales que reduzcan incertidumbres asociadas a recursos renovables. 

De modo tal que a continuación se enlistan las principales observaciones del nivel 1 compartidas durante la presentación de la Comisión Nacional de Energía en conjunto con la consultora Vinken-Dictuc:

  • Los costos de operación del sistema debieran tender a minimizarse en la medida que la operación se base en modelos de co-optimización. Ventanas (horizontes) de optimización permiten un mejor aprovechamiento de los recursos disponibles de generación del sistema.
  • Etapas vinculantes suponen la asignación de responsabilidades a agentes sobre los costos de desvíos, incentivando una mejora en pronósticos con el propósito de cubrirse de la incertidumbre de la OTR del sistema.
  • Esto a su vez debiera aportar de igual manera a la reducción de costos de operación del sistema mediante el incentivo a la reducción de variabilidad e incertidumbre (pronósticos).
  • Etapas intradiarias de mercado y mejores pronósticos permiten a los agentes corregir sus posiciones de mejor forma respecto de etapas previas, y con ello reducir su exposición a impactos producto de desviaciones en etapas posteriores.
  • Un esquema de liquidación múltiple, incluso bajo un esquema de costos, requiere del monitoreo de agentes con grados de libertad en la participación en el mercado.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *