En entrevista exclusiva para energiaestrategica.com, Rubén Fabrizio, Director Ejecutivo del Clúster Eólico Argentino, entidad que nuclea a casi 100 firmas locales, capaces de generar alrededor de 10.000 puestos de trabajo, da precisiones sobre el sabor que les dejó la publicación del pliego definitivo del Programa RenovAr.

¿A partir de la publicación del pliego definitivo, fueron atendidas las observaciones que el Cluster Eólico hizo sobre la letra del pliego provisorio? ¿Qué precisiones puede darnos al respecto?

Observamos que a los efectos de la comparación de las Ofertas se considerará el “Precio Ofertado Ajustado” considerando solamente el Precio Ofertado y el Plazo de Ejecución Ofertado. No se incluye el Componente Nacional.

Sin embargo este se utiliza para «desempatar» en igualdad de precios, cuándo haya dos ofertas por proyectos y si hubiera límites en el acceso a un nodo. También se utiliza el Componente Nacional para otorgar el Certificado Fiscal, establecer el orden de mérito en casos de agotarse el cupo fiscal y subsidiar el costo de mantenimiento de la garantía. Esto configura un escenario atractivo para que el inversor incorpore componentes fabricados en el país.

Un punto importante a señalar es que el FODER no se instrumenta para financiamiento, lo que invalida una de las virtudes principales que tiene la ley para la industria nacional.

Como el conglomerado industrial más importante del país en materia de energías renovables, ¿qué expectativas les genera esta primera Ronda del Programa RenovAr?

Las expectativas son enormes para el sector. Hoy existe y está consolidada la cadena de valor industrial de la energía eólica en Argentina.

¿Y cómo se compone?

Ella se integra principalmente en el Clúster Eólico Argentino, que agrupa a los fabricantes de partes, equipos y componentes para proyectos eólicos. Por ejemplo encontramos a los fabricantes de grandes componentes metálicos, torres y estructuras portantes, anillos de fundación y partes mecánicas del generador, entre otros bienes metalmecánicos.

Asimismo se cuentan fabricantes de transformadores, cables, celdas, interruptores y otros equipamientos eléctricos y electrónicos. Del mismo modo hay productores de carenados y demás piezas en materiales compuestos. Esta cadena industrial tiene además, un desarrollo territorial federal.

Vemos que en caso de empate en precio por MWh ofertado (+/-  un 3 por ciento entre un precio y otro) desempatará aquel proyecto con mayor integración nacional, ¿qué opinión le merece a esta maniobra?

Creemos que en la polinómica de comparación de ofertas debería haberse incluido el Componente Nacional y no sólo jugar de manera secundaria como desempate. Sin embargo, entendemos que aun así es un incentivo.

¿Desde el Cluster barajan una estrategia para tentar a los desarrolladores a integrar componente nacional?

Todas las empresas del Clúster Eólico Argentino están en contacto con los desarrolladores e inversores. Muchas de ellas han sido calificadas y homologadas, incluso por tecnólogos extranjeros.

Ahora que ya está sobre la mesa el pliego definitivo, vamos a iniciar una campaña de difusión de la normativa y de las capacidades productivas de la industria nacional para que los desarrolladores e inversores tengan los elementos necesarios para incluir en sus proyectos productos fabricados en Argentina.