Cinco contratos renovables cancelados en Puerto Rico: proyectos, empresas y montos en juego 

Los 5 proyectos suman más de 250 MW de capacidad renovable por instalar. Otros 10, que totalizan 765 MW de capacidad, están confirmados. Y en el próximo año se resolverá la situación de 410 MW de almacenamiento. 

La Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) actualizó el estado de los contratos en el marco del primer proceso de Solicitudes de Propuestas para Energías Renovables y Almacenamiento (RFP-Tranche 1). 

En la última Reunión de la Junta de Gobierno de la AEE, se informó que luego del vencimiento del término contractual para cumplir con las condiciones subsiguientes en los contratos firmados en el RFP-Tranche 1 cinco desarrolladores no cumplieron con los términos acordados. 

Se trata de Juncos Solar de Canadian Solar (100 MW / US$ 136,00 MWh); Solaner San German de Alener Solaner (35 MW / US$ 121,90 MWh); y la Virtual Power Plant de Sunrun PR Operations (17 MW); Esmeralda Solar Farm de Coquí Power ETC (60 MW); y Yabucoa Energy Park de Energle Go-Green (38.7 MW  / US$139,70 MWh). 

¿Por qué se llegó a esta instancia? Según pudo saber Energía Estratégica, habría dos causas principales: falta de financiamiento e incumplimiento de condiciones. 

El primer causal estaría relacionado a que los contratos no resultan financiables por la banca multilateral privada por el estado de quiebra del off-taker (AEE/PREPA). Y aunque oficinas de gobierno locales y federales intentaron anticiparse  -como comunicó oportunamente Energía Estratégica indicando que la Autoridad para las Alianzas Público Privadas de Puerto Rico (AAPP o P3) y el LPO DOE (Loan Program Office from the Department of Energy) estaban interesados en facilitar el acceso a fondos para los proyectos renovables, no todos los proyectos cumplían con los requisitos del DOE.

En adición, el segundo motivo fue que algunos proyectos pese a haber calificado inicialmente, no cumplieron con las condiciones subsecuentes (antes condiciones precedentes). Esto incluye garantías corporativas, contratos de interconexión, entre otros.

La fianza o “Security Amount”, es una de las condiciones subsecuentes que hay generado revuelo. No obstante, según pudo saber Energía Estratégica, hay varios montos en juego

1- Proposal Security 10,000 $/MW que se colocan a través de carta de crédito el mismo día de presentar oferta.

2- Non-refundable fees que es a través de transferencia bancaria y cubren los estudios de interconexión. $225,000 para proyectos de más de 50 MW.

3- Performance Security (security amount) que es a través de carta de crédito y cubren el riesgo de que no se construya el proyecto y se ejecuta después de un tiempo. El valor es 50,000 $/MW.

4- Payment Guarantee o Garantía Corporativa de responsabilidad limitada. El monto limitado es hasta 75 millones por proyecto. 

Ahora bien, no todo serían pérdidas. Aunque hayan sido cancelados los contratos de estos 5 proyectos en el “tranche 1”, los proponentes en teoría podrían preservar los costos del desarrollo, porque aún pueden presentar el proyecto en otro tramo de licitación o venderlos. 

Avance de proyectos del “tranche 1” 

De acuerdo con declaraciones del Comité de Contratación y Asuntos Regulatorios, en el marco del RFP “Tranche 1” quedan 10 proyectos confirmados, que sumarán 765 MW de capacidad instalada. 

Se trata de ocho proyectos de energía solar fotovoltaica y dos de almacenamiento: Salinas Solar de Clean Flexible o AES (120 MW), Jobos Solar de Clean Flexible o AES (80 MW), Coamo Solar de Convergent (100 MW), Pattern Barceloneta de Pattern Energy (70 MW), Ciro Two Salinas de Ciro Group y Putnam Bridge (68 MW), Guayama Solar de Ciro Group y Putnam Bridge (50 MW), Tetris Power Arecibo de Interenergy y Yarotek (45 MW), Yabucoa Solar de Sonnedix – Infinigen – Arclight (32.1 MW), Salinas BESS de Clean Flexible o AES (100 MW) y Jobos BESS de Clean Flexible o AES (100 MW).

Adicional a estos, tres proyectos de almacenamiento de energía (BESS) por un total de 150 MW contarían con contratos firmados en los próximos 30 días laborables. 

Y, por otro lado, la AEE estaría transitando un proceso de discusión de aspectos técnicos y contractuales para reconsiderar otros cuatro proyectos de baterías en Naguabo, Yabucoa, Santa Isabel y Barceloneta, que totalizan 260 MW. 

2 Comentarios

  1. marth pérez

    Así como los empresarios que están tratando de invertir en PR, han sido pacientes esperando a que las políticas del país se estabilicen para poder desarrollar sus proyectos, PREPA también debería ser flexible en la exigencia del cumplimiento de esas condiciones y no dejar atrás proyectos que llevan años gastando dinero, invirtiendo en trámites, con permisos adquiridos y que se han retrasado en su ejecución, no por culpa del empresario, sino de ustedes mismos y su desorden. Los proyectos tienen problemas para encontrar financiación, debido a que no se cree en PR y por ello deberían dar más plazos para que tengan tiempo de solucionar algunas de esas empresas la consecución de la financiación.

    Responder
  2. luis sancristóbal

    Los inversionistas no quieren invertir por el riesgo país, las corporaciones están perdiendo sus inversiones. Deberían ser flexibles con los empresarios en el cumplimiento de las condiciones y no cancelar proyectos que llevan años tratando de implantarse en la isla. Están espantando la inversión extranjera.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *