Como es de público conocimiento, la fuerte caída en la cotización internacional del crudo está afectando a petroleras de la Patagonia. Específicamente en el caso de Chubut, según declaran las operadoras, están obligados a exportar a unos 23 dólares el barril, cifra que podría repercutir en la dialoga con empresarios, sindicalistas y el gobierno provincial para evitar despidos.

Como contrapunto a ese escenario, en Chubut, emprendedores gestionan la construcción de dos parques eólicos. Por un lado, sobre la meseta chubutense, el montaje de El Angelito de 200 MW de potencia; por otro lado, la empresa Genneia apuesta al desarrollo del Parque Eólico de Puerto Madryn, que ostentará 220 MW de potencia instalada pero en distintos tramos, para este año apuntarán a una primera etapa de 50 MW.

En diálogo con energiaestrategica.com, Carlos Badano, responsable del primer parque eólico montado en 2008 en Uruguay (hoy uno de los países que mejor aprovecha su recurso eólicos en el mundo) y reconocido especialista en la materia, calcula que durante la ejecución de ambas obras (un total de 250 MW) previstas para este 2016, dentro de los 24 meses previstos para su montaje, se podría formar 5.000 puestos de empleo directo.

Según sus cuentas y su experiencia, Badano deduce que por cada MW eólico de potencia instalada se pueden generar un máximo de 20 puestos de empleo directo y 160 indirectos, en total, alrededor de unos 45 mil de acuerdo a la potencia de ambos parques. Señala que en Europa, por el adelanto de la tecnología, la cantidad de puestos directos se reduce a 15.

El especialista aclara que el número de empleos es oscilante de acuerdo a la demanda del emprendimiento. Precisa que durante el primer y el último tercio de la obra el requerimiento laboral baja.

Vale destacar que tanto para El Angelito como para Madryn el inicio de obras estaba previsto dentro del primer trimestre de este año, no obstante los plazos se están postergando pero continúan programados para este 2016.

Consultado sobre el factor de capacidad de Chubut, Badano indica que de acuerdo a mediciones propias llegó a calcular entre un 38 y un 43 por ciento, y que en Santa Cruz hay zonas que cuentan con un 50 por ciento. “Hay que considerar que la Patagonia Argentina concentra el 70 por ciento de los vientos aprovechables para energía eléctrica del país”, subraya.