Menos plantas de carbón. La Administración Nacional de Energía de China declaró que las casi 100 centrales eléctricas consumidoras de carbón y con las que se esperaba generar unos 1.100 gigavatios, no serán construidas y que el dinero que el gobierno pensaba invertir en ellas, se destinará a obtener energía de fuentes no contaminantes.

La agencia prevé una gran inversión en instalación de infraestructuras, que les permitan aprovechar otras fuentes, poniendo énfasis en el aprovechamiento de la energía solar, eólica e hidroeléctrica, entre otras energías renovables.

Según sus estimaciones, la mitad de la capacidad de toda la nueva generación de electricidad para 2020 provendrá de la explotación de las energías renovables, que además de no contaminar crearán alrededor de 13 millones de puestos de trabajo.

nota

Una lucha enconada contra la contaminación

Este nuevo anuncio coincide con la imagen que el gigante asiático quiere asumir de la “Nueva China”, sensible a los problemas del Cambio Climático y orientada hacia un futuro más limpio, dado que en la actualidad es el país que más gases de efecto invernadero produce en todo el mundo.

Lea también: «China invertirá 344.000 millones de euros en energías renovables de aquí a 2020»

Pero la problemática va mucho más allá de la simple imagen, ya que su población está sufriendo el problema persistente del smog y la contaminación ambiental, por lo que es necesario tomar medidas urgentes para acabar con esta situación.

nota

China está empeñada en acabar con el alto índice de muertes y el agravamiento de enfermedades relacionadas con el cambio Climático que sufren sus habitantes, además del daño económico que esta problemática conlleva, que va desde pérdidas de horas de trabajo, hasta el deterioro de infraestructuras y hasta de monumentos milenarios.

Por las energías renovables

Por otra parte, China ha visto como otras potencias se alejan del carbón como fuente de energía, circunstancia que se suma a la firma del acuerdo de París a finales de 2015, que el gobierno ratificó el año pasado y que ha llevado a la nación a comenzar a disminuir su dependencia de este combustible fósil, que es uno de los más contaminantes.

nota

En vez de ello el país se ha embarcado en un frenesí de construcción de infraestructuras para el aprovechamiento de la energía eólica, erigiendo alrededor de dos turbinas por hora, una cifra récord a nivel mundial.

Lea también: «China lidera las inversiones en energías renovables a nivel local y en el mundo»

No conformes con ello, también está invirtiendo fuertemente en otras energías renovables no sólo dentro de sus fronteras, sino también en el extranjero, ejemplo de ello es el parque de energía solar, que se está construyendo en las ruinas de Chernóbil.

nota

Fuente: Energías Renovables