“Este protocolo fortalece la integración energética al agilizar los intercambios en caso de emergencias de suministro en cualquiera de los dos países al tener un procedimiento claro y establecido”, dijo el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet.

Posteriormente, ambas autoridades y sus respectivas delegaciones se trasladaron a Vaca Muerta, Neuquén, para realizar una visita técnica junto a las empresas proveedoras argentinas y a las compradoras chilenas.

El ministro Jobet junto a su par el Secretario de Energía Gustavo Lopetegui lideraron una delegación pública privada junto a ENAP, YPF, 17 empresas privadas chilenas y 10 empresas proveedoras de gas en Argentina.

“En esta visita pudimos presencial el enorme potencial de petróleo y gas del Yacimiento Vaca Muerta, sus altos niveles de producción y eficiencia en la exploración”, agregó el Titular de Energía chileno.

Jobet explicó que el gas argentino es un recurso de respaldo al desarrollo de las energías renovables que le otorga flexibilidad al sistema y a precios competitivos, por lo que resulta relevante esta alternativa para el proceso de descarbonización que emprende el país.

Igualmente, el suministro de gas resulta atractivo para evaluar nuevas oportunidades, tales como una alternativa de reemplazo de leña para calefacción, reconversión vehicular a gas, entre otros.

Los Presidentes Sebastián Piñera y Mauricio Macri firmaron una Declaración Conjunta el pasado 17 de julio donde se comprometieron a profundizar la integración energética, dar inicio a contratos de importación de gas natural argentino en firme, trabajar coordinadamente para aumentar el volumen de las importaciones, y promover la pronta rehabilitación del oleoducto trasandino.