El 2021 promete ser un año bisagra para Chile en materia de renovables. En noviembre pasado la generación con fuentes limpias batió un record. Como contracara, la reducción en la producción de energía con fuentes fósiles tocó un mínimo histórico.

De acuerdo al último informe de Generadoras de Chile, la generación bruta en noviembre fue de 6.361 GWh (un 1,2% menos que el mes anterior pero un 0,7% más respecto al mismo mes del 2019).

De ellos, 4.130 GWh (65% de la generación total) provino de renovables. El 35% restante lo explicaron las fósiles, con alrededor de 2.220 GWh.

Fuente: Generadoras de Chile

Hasta ese mes, según el informe de Generadoras, la matriz chilena se componía por 26.130 MW, de los cuales 13.202 MW son renovables, es decir, un 50,5% del total de la capacidad.

De esa proporción, el 3.386 MW son solares fotovoltaicos y 2.527 MW son eólicos. El dato más saliente es lo que sucederá con estas fuentes de energías variables durante este 2021.

De acuerdo a la Unidad de Acompañamiento de Proyectos (UAP), que responde al Ministerio de Energía –cita el informe de Generadoras-, a noviembre del 2020 se registraron 101 proyectos por 6.904 MW en construcción, de los cuales el 95% corresponden a renovables.

De estos proyectos, capaces de movilizar 12.754 millones de dólares de inversiones, 6.556 MW serán renovables y sólo 348 térmicos. La mayor parte de ese volumen estará dominado por proyectos solares fotovoltaicos (3.347 MW) y eólicos (2.086 MW).

Fuente: Generadoras de Chile

Cabe destacar que el horizonte de esos proyectos en construcción es hasta abril del 2022, pero la gran mayoría de los emprendimientos entrarán en operaciones durante el año actual.

En efecto, se espera que ingresen en operaciones, en promedio, unos 500 MW renovables por mes, de los cuales cerca de 400 MW serán eólicos y solares fotovoltaicos.