Chile enciende señales de alarma ante probable medida de aranceles ambientales de la UE

“Somos una economía que vive de la exportación, que llega a otras economías como Europa, Asia, Estados Unidos; va a ser muy relevante cómo producimos”, advirtió Carlos Barría, del Ministerio de Energía. Indicó que será clave mantener la estructura de seguridad jurídica ante los cambios políticos y jurídicos que se avecinan.


Guido Gubinelli

Por

guido.gubinelli@energiaestrategica.com

A mediados de mes, la Comisión Europea presentó al Parlamento un proyecto para fijar aranceles a la importación de productos que en su elaboración sobrepasen el umbral de emisiones de CO2 que la propia Unión Europea se impondrá para sus consumos.

La iniciativa surge desde la urgencia planetaria por detener el cambio climático y, de aprobarse, comenzaría a regir en el año 2026.

Este tema fue uno de los abordados el día de ayer en webinar Streaming EY: “¿Cómo potenciar la inversión verde en Chile?”. Allí, Carlos Barría, Jefe de la División Ambiental y Cambio Climático del Ministerio de Energía de Chile, advirtió que ante estas nuevas condiciones el país debe continuar y acelerar sus políticas ambientales de corto, mediano y largo plazo.

“Siendo Chile una economía que vive de la exportación, que llega a otras economías como Europa, Asia, Estados Unidos, va a ser muy relevante cómo producimos”, destacó.

En ese sentido, Barría indicó que el Ministerio de Energía, y los distintos organismos estatales en general, deben continuar trabajando básicamente sobre tres líneas de desarrollo.

Por un lado, la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde, cuyo objetivo es producir este fluido a menos de 1,5 dólares por kilo en el año 2030, pronosticándose así como uno de los más baratos del mundo para esa época.

“Queremos producir hidrogeno no solamente para descarbonizar nuestra propia matriz energética, llegando a sectores que son más difíciles de descarbonizar, como el transporte pesado, la industria, etc; también queremos exportarlo”, enfatizó el funcionario.

En esa línea, el Jefe de la División Ambiental y Cambio Climático del Ministerio de Energía recordó que el país está avanzando rápidamente con la salida de centrales termoeléctricas a carbón.

Como segundo aspecto, Barría apuntó sobre la infraestructura eléctrica. Aseguró que se están invirtiendo 3 mil millones de dólares en el sistema de transmisión, lo cual “va a permitir mejorar condiciones y transportar energías renovables hacia las zonas de consumo”.

Como tercer punto, el funcionario indicó que se deberán fijar metas económicas de incentivo para las energías limpias.

Reconoció: “En la señal de precios del carbono hoy es un tema que Chile tiene al debe. Necesitamos hacernos cargo de un Impuesto Verde realista; también de establecer precios de combustibles fósiles que permitan emparejarle la cancha a combustibles limpios como el hidrógeno verde”.

Como respuesta a su autocrítica, Barría aeveró que actualmente han conformado y están trabajando con un equipo técnico para “generar una ruta en Chile de cómo tenemos que ir modificando el Impuesto Verde y un equilibrio para que los combustibles limpios puedan competir con los fósiles”.

Seguridad jurídica

Otro de los temas que surgió en el webinario tuvo que ver con las elecciones presidenciales que celebrará Chile en noviembre próximo, lo cual podría generar cambios políticos, y la redacción de una nueva constitución para el país, que generará cambios jurídicos de fondo.

Al respecto, Barría observó: “Es relevante que podamos mantener la certeza jurídica y la solidez institucional” para que las inversiones en energía limpia continúen en firme hacia una Carbono Neutralidad al 2050.

1 Comentario

  1. sra. juanita

    Está muy bien que la EU quiera comprar productos con determinados estándares ambientales. Esa cualidad estará incluida en los precios de los productos y servicios que compren.
    Será de responsabilidad y costo de los productores en Chile resolver cómo cumplen con esos estándares ambientales, comprando o generando ellos mismos energía renovable, transportando ecológicamente sus productos, etc. Y todo a su propio costo.
    Distinto es lo que plantea el Sr. Barría, que pretende que seamos todos los chilenos los que paguemos la cuenta en varias maneras: a) pagando las inversiones en transmisión y distribución para que los cuatro grandes generadores puedan transportar energía desde el norte hasta la zona central del país; b) pagando impuestos verdes para que esa plata se la pasen a los generadores renovables; c) subsidiando la producción de hidrógeno, con nuestros impuestos, para que se use en transporte.
    Claro, será un muy buen negocio exportar desde Chile a Europa si los productores no pagan la cuenta ambiental, sino que la pagan los chilenos comunes y corrientes.
    No señores, es de responsabilidad y costo de los productores que exportan a Europa pagar todos los costos ambientales, y cobrarlos a los europeos.
    Para exportar a China da lo mismo, es el país que más contamina el medio ambiente del planeta y dudo que alguna vez importan algo pidiendo que cumpla estándares ambientales.
    Abran los ojos y vean «cuo bono»

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Reciba las Noticias

Tildá los países de tu interés
Mantenemos tu datos en privado y sólo los compartimos con aquellas terceras partes que hacen el servicio posible. Lee nuestra política de privacidad para más información.

Edición Cuarta Edición 2020
Edición Tercera Edición 2020
Edición Segunda Edición 2020
Edición Primera Edición 2019

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com