A los fines de interpretación de la presente ley, se entiende por «energías renovables, alternativas o blandas», a todas aquellas que se producen naturalmente, en forma inagotable y sin ocasionar perjuicio al equilibrio ambiental.

Las energías alternativas renovables tienen por objeto el uso racional y ambientalmente sostenible de los recursos energéticos renovables, tales como el sol, el viento, el biogas, la biomasa, la geotermia, la mini-hidráulica, y toda otra que científicamente se desarrolle manteniendo las cualidades básicas que distinguen a este tipo de energías.

La norma define las actuaciones necesarias que se deberán impulsar para el desarrollo sostenible de éste tipo de energías, y los objetivos prioritarios del programa, como ser diagnosticar el estado actual de desarrollo de tecnologías, regular las actividades de generación, promover la investigación, desarrollo y producción de nuevas fuentes de energía no convencionales, proteger los derechos del usuario, y garantizar el control de la contaminación ambiental y la defensa del medio ambiente, entre otros.

Lea también: «Chaco discute su propia Ley de Generación Distribuida mediante energías renovables»

Se faculta a la autoridad de aplicación a realizar convenios de asistencia técnica que se implementarán por medio de acuerdos de cooperación científica y tecnológica con el Estado Nacional, Universidades, organismos de investigación acreditados, provinciales, nacionales e internacionales.

Además se exime de todo gravamen impositivo provincial, por el término de 10 años, a las actividades de producción de equipamiento mecánico, electrónico, electromecánico, metalúrgico y eléctrico que realicen personas físicas y empresas radicadas o a radicarse, de origen provincial, nacional o internacional, con destino a la generación, transporte, distribución, uso y consumo de energías renovables, alternativas o blandas en el territorio de la Provincia del Chaco. El Estado podrá establecer incentivos adicionales para promover iniciativas.

Los usuarios de energía eléctrica conectados a una red de distribución podrán transformarse en autogeneradores y cogeneradores de energías renovables, alternativas o blandas sin límite de potencia. La autoridad de aplicación determinará en que casos se les permitirá volcar los excedentes de energía a la red de distribución pública, su incentivo, las condiciones técnicas necesarias para esta operación y la forma de facturación. Además queda determinado que por el uso de energías renovables, alternativas o blandas el Estado Provincial no percibirá ninguna regalía.

Todas las líneas de crédito y subsidios administrados por la Provincia del Chaco con fondos del Estado provincial y nacional, relacionadas con actividades de investigación, desarrollo, transferencia de tecnología, generación, transporte, distribución y uso de energía eléctrica incorporarán a las descripta por la presente ley.

Lea también: «El Gobierno de Chaco avanza con el parque solar, a través de su empresa Secheep»

El Estado Provincial deberá implementar medidas tendientes a utilizar energías renovables, alternativas o blandas de cualquier origen para el suministro de servicios de las reparticiones públicas provinciales y otros organismos estatales.

Establece que será autoridad de aplicación de la presente ley el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos de la Provincia del Chaco y se invita a los Municipios de la provincia a adherirse a la presente ley, e implementar medidas promocionales tales como el abastecimiento de energías renovables, alternativas o blandas para el alumbrado público o para el suministro eléctrico de las reparticiones públicas.

Fuente: Diario Tag.