La Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico SA reclama el pago de la deuda de 4.722,7 millones de pesos, acumulada al 28 de febrero, tras varios meses de incumplimiento de la empresa provincial.

“No queremos ser rehenes de Cammesa”, dijo Peppo sobre el plan que pergeña para evitar lo que parece ser un inminente apagón que comenzará en los próximos días con el recorte del 10 por ciento de la demanda.

“Esta empresa no puede tomar esa decisión intempestivamente, de un momento a otro. No lo vamos a permitir”, dijo Peppo, aunque la advertencia no es nueva para la Provincia, que lleva 9 meses sin abonar su factura, según divulgó la proveedora.

El Gobernador dijo que la deuda que crece a razón de 500 millones de pesos por mes, se generó por el cambio de política energética de la Nación, con quita de subsidios y aumento de tarifas que Secheep no trasladó a sus usuarios; el “delay” entre los vencimientos de Cammesa y el vencimiento de las facturas de los usuarios; los cuatro períodos no facturados el año pasado; y la baja recaudación de la empresa que apenas cubre el 60 por ciento de lo que consume.

Desde el punto de vista de la infraestructura, la Provincia sólo podría adquirir energía paraguaya generada en Yacyretá, ya que para eso utilizaría la misma red de electroductos del Sistema Interconectado Nacional. No obstante, es improbable que pueda disponer voluntariamente del sistema que es administrado exclusivamente por la Nación.