La Comisión Federal de Electricidad (CFE) aseguró que buscará negociar con la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para, por lo pronto, suspender los permisos y contratos de centrales privadas eléctricas que no posean avances constructivos y que generen riesgos al Sistema Eléctrico Nacional (SEN).

Pero según afirmaron los directivos de CFE durante una conferencia de prensa, el principal foco estará puesto en aquellas generadoras “intermitentes”, es decir, en las plantas eólicas y solares. 

Esta medida que pretende tomar CFE se debe a que continúan las repercusiones del apagón sufrido el pasado 28 de diciembre que dejó sin servicio eléctrico a más de diez millones de usuarios a lo largo del país. 

Según lo explicado por Noé Peña Silva, especialista de CFE Transmisión, la falla de aquel día se originó por un incendio bajo las líneas entre las subestaciones de nombre Güemes y Laja: 

“El primer hallazgo que se encontró como la causa raíz del evento fue la improvisación de la interconexión de una Central Eólica San Carlos, de la empresa Acciona, que estaba en proceso de puesta en servicio en dicha sección”, explicó. 

El especialista detalló que el permisionario de dicha central eólica presentó un certificado emitido el 10 de diciembre del año pasado por la Unidad de Verificación de la Industria Eléctrica 100 Consultores, indicando que se habían cumplido los requerimientos solicitados en el estudio de instalaciones que le da el Centro Nacional de Control de Energía (CENACE), el cual no cumplía cabalmente con el código de red”.

Por lo que tras este hallazgo, CFE recibió la recomendación de “revisar el cumplimiento de sus respectivos estudios de interconexión a las centrales de generación renovable intermitente que fueron conectadas mediante el seccionamiento de la línea entre Güemes y Laja”.

Los resultados de la verificación de los requerimientos solicitados en el estudio de instalaciones previo a la interconexión de la central eléctrica de San Carlos estarían dentro de dos semanas, siempre y cuando CFE posea la autorización de ingresar a las instalaciones. 

“Estaremos con un programa de visitas técnicas para la revisión de los sistemas de control de velocidad, tensión y protecciones eléctricas en unidades generadoras de centrales de los privados”, amplió Carlos Andrés Morales Mar, director de Operaciones de CFE. 

Además, entre otras medidas señaladas por la empresa productiva del Estado mexicano, se exigirá el cumplimiento del Código de Red vigente por parte de todas las plantas generadoras autorizadas por la Comisión Reguladora de Energía, y a futuro, “se evitará la interconexión de plantas intermitentes que no lo cumpla”. 

“También se identificarán las plantas generadoras intermitentes futuras que causen riesgo a la confiabilidad, analizando su factibilidad técnica de interconexión, hasta que no impliquen un riesgo en el SEN”, manifestó Guillermo Nevárez, director de CFE Distribución. 

Estas medidas para revisar diversas cuestiones tras el apagón no son mencionadas por primera vez por parte de la administración actual. 

Incluso en los primeros días del año, Andrés Manuel López Obrador tomó postura sobre dicho tema y el hecho de revisar contratos de energías limpias otorgados a particulares, aunque no definió bajo qué criterios. tra

“Revisar los convenios, más que nada el marco legal, porque le cuesta mucho al Estado la compra de la energía eólica a particulares, porque no pagan la transmisión, es un subsidio, hay muchos engaños”, fueron sus palabras en aquel entonces.