Carlos Morales Mar, director general de Operaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), brindó detalles sobre cómo está planificada la transición energética en México y se defendió de algunas críticas recibidas en el último tiempo, las cuales señalaban que el país incumpliría con la transición energética 

El funcionario de la CFE aseguró que se incrementará la participación de las energías limpias dentro del Sistemas Eléctrico Nacional, con tal de alcanzar los objetivos previstos tanto en leyes nacionales como en acuerdos internacionales. 

“Hay una planeación que nos permite tener un 35% de generación limpia al 2024 y 50% al 2035. Y no sólo será por la central fotovoltaica de Puerto Peñasco, sino que también se prevé la participación del 46% del sector privado para que haya una transición energética ordenada, equilibrada y sostenible para no gastar los recursos de la Nación y los mexicanos”, manifestó durante uno de los foros del Parlamento Abierto por la reforma eléctrica. 

Y teniendo en cuenta que, según los datos que aportó la CFE, la generación limpia en todo el país fue del 27.58%, deberá aumentar la potencia instalada de este tipo de tecnologías, así como disminuir el uso de hidrocarburos. 

Para ello, Morales Mar vaticinó que la energía fotovoltaica a mediana y gran escala pasará de una participación actual del 5.5% al 9% al 2024 y al 14% al 2035; mientras que la generación distribuida colaborará con el 1% al 2024 y 3% al 2035. 

“Además, entre esos años la hidroeléctrica subirá del 9% al 10%, la eólica hará lo propio del 7% al 9%, principalmente por la participación privada, sumado a que tendremos energía nuclear (5% al 2035), n tanto que la geotermia puede llegar a 2% más”. 

También detalló que se le dará la “bienvenida” a nuevas tecnologías, como por ejemplo los ciclos combinados a base de hidrógeno verde. “Éstos deberán sustituir a los actuales porque no se puede estar con una independencia energética lastimada”, aclaró. 

Y continuó: “Podemos tener un 50-50 o 40% de producción de gas natural y 60% de energías limpias. Esa es la proyección e invitación a los privados, haciendo un mix energético que realmente sea sostenible”. 

De todos modos, es preciso recordar que el Programa para el Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (PRODESEN) 2021-2035, el cual elaboró la Secretaría de Energía, reconoció que la participación de energías limpias en la generación eléctrica sería del 31% para 2024 (ver enlace). 

Aunque a partir del 2026 y hasta el 2035 sí se acataría los objetivos de dicha índole, igualando los porcentajes propuestos e incluso superándose en algunos escenarios por 1% más. 

¿Por qué se da esta diferencia? Desde el sector expresaron que los dichos de Morales Mor son parcialmente ciertos ya que sería posible lograr el porcentaje de 35% si participan los privados, pero ven poco probable que las empresas decidan hacerlo, dada la incertidumbre generada por los cambios regulatorios y las propuestas como la reforma eléctrica.