Ignacio Sánchez Galán, CEO de Iberdrola, afirmó que los nuevos participantes con poca experiencia en el sector han hecho ofertas demasiado agresivas para hacerse con contratos de energías renovables. «Gracias a la era del dinero barato, muchas empresas sin experiencia se apalancaron demasiado y ahora, con el cambio de las tasas de interés, habrá una limpieza en el sector», aseguró Galán en una entrevista al FT.

Mientras la compañía ayer informaba una ganancia neta anual de 2800 millones de euros, 3,6% mayor, y anunciaba una inversión de 32.000 millones de euros para los próximos cinco años, Galán agregó: «lo que ocurrió con Enron podría suceder otra vez. La empresa estaba muy apalancada y no tenía talento como servicio público ni como comercializadora. Por eso desapareció».

Galán no acusó a los nuevos participantes del sector de renovables algunos de los cuales son fondos de inversión o de infraestructura de llevar una falsa contabilidad, que fue lo que provocó la quiebra de Enron en 2001, pero recordó que algunas empresas han entrado en un negocio con el que no están familiarizados.

Lea también: «Subasta en México terminaría con precio medio de u$s 20,57 y contratos por 2,56 GW»

En sus declaraciones, Galán advierte de las consecuencias que puede tener para las empresas globales el fin de la financiación barata en el mercado cuando los bancos centrales empiecen a endurecer sus políticas monetarias. Su preocupación se centra en algunas compañías muy endeudadas, que podrían quedar atrapadas en el alza de las tasas de interés.

El ejecutivo recordó el dicho «los bancos te prestan el paraguas cuando hay sol y, cuando llueve te lo piden».

Aunque los analistas del sector de renovables son reacios a pronosticar la quiebra de empresas cuando suban las tasas de interés, Antonella Bianchessi, de Citi, cree que «con el alza en las tasas, para las empresas más apalancadas del sector debería ser más difícil competir».

Lea también: «Sorpresa: España termina adjudicando 3.000 MW en la subasta de energías renovables»

Para Fernando Lafuente, analista de Alantra Equities, «el dinero barato ha sido uno de los principales desencadenantes de la inflación de los precios de proyectos de energías renovables. Si los intereses suben, a las empresas nuevas del sector les resultará más difícil conseguir proyectos».

El plan a cinco años que la compañía anunció ayer contempla un aumento de las inversiones en renovables.

Fuente: Cronista.