El evento tomó tal importancia que hasta el gobernador Ricardo Colombi encabezó la inauguración del sistema de generación de energía eléctrica a través de uso de la biomasa de desechos de madera como combustible, un emprendimiento desarrollado por la empresa foresto-industrial Tapebicuá que cuenta con dos plantas industriales en la Provincia y una importante cantidad de hectáreas forestadas.

La central fue radicada en las instalaciones que la firma posee en la localidad de Gobernador Virasoro.

El gerente industrial  de la compañía, Juan Comparín, expresó que el proyecto consiste en la utilización de productos desechables del proceso industrial de la madera, como aserrín, chip, restos de madera, etcétera, para la generación de combustible que se utiliza para alimentar una caldera que genera vapor, que luego a través de una turbina y un sistema de enfriamiento, la utilización de un reductor y un generador, se logra la generación energética.

Así va directamente al tablero de la planta, generando unos 1,7 megas de energía, que sirven para abastecer el desarrollo de todo el proceso industrial que cumple la planta, liberando de ese consumo al aprovisionamiento de la localidad. Es decir que aproximadamente un quinto de la energía de Virasoro se ahorra con este proceso, que tiene la característica de ser sustentable y que en un futuro próximo va a generar un importante ahorro en materia de costos a la empresa.

LOS BENEFICIOS

Con una inversión de 30 millones de pesos en la turbina, la empresa destacó que podrán abastecer de energía al secadero, las prensas y la turbina de vapor, y tendrá un consumo de biomasa de 12 toneladas por hora (8.400 toneladas por mes); lo que dará una potencia de generación eléctrica de 1,5-1,7 Mw. Este dato indica que con esa capacidad la empresa alimentará el 100 por ciento del consumo total de la planta.

Los beneficios que implica el uso de este tipo de energía se observa en la reducción progresiva de la biomasa acumulada en la planta; la eliminación del pasivo ambiental; el aumento de la productividad industrial; ya que se evita su reducción a causa de las interrupciones provocadas por los cortes de energía.

También representa una disminución importante en el consumo de la red pública de energía eléctrica de 2 MWa y para la firma significa a largo plazo disminuir los costos del suministro eléctrico.

Cabe aclarar que la planta ya cuenta con una caldera pirotubular que demandó previamente una inversión de alrededor de 4 millones de dólares y que con un caudal de vapor de 25 toneladas por hora alcanza una capacidad de temperatura del vapor de 310º C.

La misma tiene una superficie de calefacción de 1.110 m2 y se alimenta con un sistema de tolva y tornillos sinfín de madera astillada con un sistema de quema sobre grillas incineradas de 1.000 a 1.200º C. En este sentido, la industria apostó por continuar el proceso e incorporó una turbina para ampliar la capacidad de producción de energía y así autoabastecerse.

El vapor generado en la caldera se utiliza actualmente para abastecer de energía a los secaderos (de tablas y láminas) y a las prensas (fabricación de tableros compensados).

Tras la inauguración del sistema de generación de energía eléctrica a través de uso de la biomasa de desechos de madera como combustible, presidida por el gobernador Ricardo Colombi en Virasoro, el ministro de Hacienda y Finanzas, Enrique Vaz Torres, aseguró que se trata del «primer gran paso hacia la industria autosustentable«.

Se trata de un emprendimiento desarrollado por la empresa foresto-industrial Tapebicuá, que cuenta con dos plantas industriales en la provincia y una importante cantidad de hectáreas forestadas.

«Estamos en presencia de un hecho histórico; es el primer gran paso que la industria autosustentable genera con esta inversión«, remarcó el titular de la cartera económica y señaló que «es trascendental por la tecnología, por los métodos y el impacto a futuro«.

«La mayor cantidad de la madera se pierde en el procesos de transformación y termina en la quema cuando no se involucra en la industria estos pasos«, explicó Vaz Torres.

«En el medio de una crisis energética sin precedentes en la Argentina, convocar a trabajar con el criterio de la autosustentabilidad, utilizando la misma materia prima que genera mano de obra y divisas, para hacer sustentable la fabricación a partir de la energía, me parece que es fundamental«, destacó el Ministro a cargo de la Dirección Provincial de Energía.