De acuerdo a información a la que accedió Energía Estratégica, mientras se están terminando las obras civiles y se pone a punto el predio de Arauco, inició el traslado de todos los equipos a la locación de instalación y se arrancó con el armado de la obra de ingeniería eléctrica interna.

Empezar a montar en mayo es el objetivo mayor de los epecistas. Todos aquellos avances tendrían una agenda ajustada para poder cumplir esa fecha que, si bien no es el punto de llegada, es un paso obligado para poder ir asegurando plazos previstos para el cumplimiento del contrato de adjudicación.

A la palabra no se la lleva el viento. Tal como se venía anunciando, todo indica que la inauguración se adelantará a lo que fijaba el contrato. “Estaríamos adelantados unos seis meses” dijo el presidente del Parque Eólico Arauco, Juan Fernando Carbel.

Además estimó que en noviembre estarán probando los equipos y que los ensayos se alargarán a febrero-marzo para que finalmente, antes del segundo semestre del 2019, se empiece a inyectar a la red.

En una conversación con Energía Estratégica, Carbel analizó el desarrollo de los proyectos renovables en el país: “el tema clave en los proyectos de energías renovables en Argentina sigue siendo el financiamiento”.

¿Hay interés de los bancos en la financiación de proyectos renovables?

Faltaría entusiasmo. En todos los países en los que se produce una explosión de energías renovables siempre la banca local acompaña. Acá esa situación no se está dando. Seguramente, los bancos estén necesitando ayuda del Gobierno, como algún subsidio de tasas para motivar, sino las condiciones que ponen a los proyectos son complicadas.

Distinto es el escenario para la venta de proyectos por ejemplo, donde posibles compradores internacionales que cuentan con el dinero muestran interés, ahí sí hay movilidad del mercado.

¿Las tasas no bajan?  

No. Las tasas no bajan. En Argentina no contamos con las mismas tasas, los mismos plazos que en México u otros países.  El inversor extranjero creo que está esperando que el sector se consolide más y, desde el proyecto que represento, hemos avanzado.

Por otro lado, considero que si no hay financiamiento local, el Contenido Nacional previsto en los pliegos de las subastas no va a funcionar. Me animo a pensar que ningún banco te prestaría dinero para invertir en Argentina.

¿Cómo avanzó el contenido local hasta ahora?

En un momento, para la primera subasta, en su primer y segunda fase de (RenovAr 1 y 1.5), el Ministerio de Producción licitó subsidios de tazas para todo el contenido local. Pero pasado el tiempo, lo que vemos hoy es que el Banco Nación no tiene señales firmes de querer avanzar, y uno incluye el Contenido Nacional pensando en que a su proyecto lo va a poder financiar, sino no lo adapta porque no lo va a poder hacer.

Teniendo en cuenta ese escenario… ¿cómo ve la construcción de los proyectos?

Yo soy optimista, en el sentido de que creo que los proyectos se van a hacer. Si no lo puede terminar uno, lo terminará otro. Aquellos complicados podrán venderlos y las empresas que tienen volumen o que cuentan con accionistas que tienen recursos se van a hacer cargo.  Quedarán quizás menos jugadores en el mercado, pero no creo que vayan a caerse porque todos los proyectos son buenas oportunidades de negocios. También puede suceder que se atrasen un poco, pero te vuelvo a repetir que no creo que se pierdan proyectos.

¿Hay muchos empresarios planteando prórroga para construir los parques?

No tengo 100% de certeza. Sí estoy al tanto que sobre todo los proyectos solares están complicados. Y ahí sí te digo que, a los encargados de proyectos que están parados debería ser preciso que se los aparte, pero el que está haciendo las cosas y avanza lento por otras condiciones que se encuentra hay que acompañarlo. Lo que pasa es que hay que ver el contexto.

¿Cómo prevé la tercera subasta de RenovAr?

La tercera subasta de RenovAr no sé cómo se irá a plantear. He escuchado que lo podrían plantear con líneas de transmisión o ampliaciones de subestación y eso sería muy interesante. Porque da la posibilidad de mejorar problemas de transmisión o que puedan ser también usadas por la demanda.

Todas las ampliaciones que beneficien al sistema te pagarán aparte y el mismo desarrollador que se encargó del proyecto podría encargarse de conseguir el financiamiento del parque y la línea de transmisión. Eso optimiza todo.  En nuestro caso, estamos analizando sumar proyectos en eólica y solar pero no proyectos grandes.

¿Y el mercado a término?

Está muy lento porque el grueso de las energías renovables está todavía en construcción y CAMMESA no tiene mucho para exigir hoy. Pasará un año o dos hasta que eso se normalice.