Capital Federal hará historia en Argentina, siendo la primera provincia en el país que autorizará la circulación de  autos eléctricos. La idea es que sea el Estado quién marque el camino hasta su utilización en forma masiva, por eso los equipos técnicos de distintos ministerios de Horacio Rodríguez Larreta tienen previsto incorporar una flota de rodados para uso gubernamental y la puesta en marcha de puntos de carga en zonas estratégicas de la ciudad.

Por parte del sector privado, la iniciativa estará en manos de Pablo Naya, un experimentado de la industria automotriz que lanzó a la creación de su propio modelo de vehículo eléctrico, el Sero Eléctric, desarrollado en la actual planta de motos Dadalt, en La Matanza, Provincia de Buenos Aires.

Estamos haciendo un acuerdo con el Gobierno de la Ciudad para entregarle algunos vehículos, y ellos lo van a utilizar para el servicio público; están interesados en que las reparticiones utilicen este tipo de movilidad y en todo lo que es energías alternativas. Creen que es algo importante para darle auge y se está trabajando en la normativa”, resaltó en contacto con energiaestratégica.com.

En principio, las autoridades van a adquirir varios modelos Sero Electric, un pequeño citycar de dos plazas de 2.35 metros de alto, con autonomía de entre 60 y 70 KM y una velocidad máxima de 45 KMh. El motor tiene una potencia máxima de 8 kw (10,8 cv).

Su diseño cuenta con la licencia del Movitron Teener italiano. En total, su desarrollo demandó una inversión de cuatro millones de dólares y más de cuatro años de trabajo. A priori, cada unidad se estima que costará aproximadamente diez mil dólares en el mercado, tanto en el negocio de exportación como puertas adentro.

Calculamos que los puntos de abastecimiento van a estar ubicados en los lugares céntricos”, indicó Naya. ¿Cómo serán? El emprendedor destaca que son sencillos de usar: “se enchufa en un toma corriente normal”, al igual que los celulares.

La carga completa de la batería de ciclo profundo – distintas a las de litio – demora entre 5 y 7 horas. Y el costo del suministro completo es de apenas 5 pesos, considerando las actuales tarifas de la energía eléctrica, lo que representa la tercera parte de lo que cuesta apenas un litro de nafta súper en cualquier estación de servicio del país.

Estamos terminando la pre-serie; justamente entre este mes y el que viene terminamos 30 vehículos y calculamos que a partir de abril vamos a tener ya producto con calidad comercial para empezar distribuir. Vamos a buscar distribuidores que nos están solicitando. Hay mucha gente interesada en el país, también del exterior”, resaltó Naya.

Producción nacional

La ventaja que Naya encuentra es que la tecnología de Sero Eléctric “es íntegramente desarrollada en Argentina”. Hace referencia a “todo lo que es estructura, puentes, asientos, habitáculos, la parte mecánica”. Sólo se traen del exterior controladores, reductores, entre otros insumos. La empresa cuenta con capacidad para elaborar hasta 500 rodados por año.