La capacidad instalada de electricidad eólica de China alcanzará los 120 gigavatios a finales de 2015, informó el viernes la Administración Nacional de Energía del país. Zhu Ming, subdirector del departamento de nueva energía y renovable del organismo, indicó que la capacidad de electricidad eólica ha llegado a 105 gigavatios a finales de junio.

Zhu destacó que la generación de electricidad eólica se ha convertido en una parte importante del suministro eléctrico del país, y que necesita más subsidios, mejor tecnología y gestión.

Contexto global 

La Agencia Internacional de la Energía (IEA, de sus siglas en inglés) ha publicado el informe Medium-Term Renewable Energy Market Report 2015 (MTRMR) (Estudio del Mercado de Energías Renovables a medio plazo de 2015) que analiza y predice el mercado de las energías renovables para 2020.

Según el informe, las renovables representarán la mayor fuente de crecimiento eléctrico en los próximos cinco años, motivado por la caída de los costes y la expansión de las economías emergentes. Dado que las energías renovables permiten mitigar el cambio climático y mejorar la seguridad energética, este estudio advierte a los gobiernos que deben reducir políticas inseguras que están actuando como frenos a un mayor despliegue.

Las adiciones de electricidad renovables para los próximos cinco años llegará a los 700 GW, más del doble de la potencia instalada actual en Japón. Representan casi dos tercios de las adiciones netas a la capacidad de poder global, es decir, la cantidad de capacidad nueva añadida.

El informe señala que la proporción de energías renovables en la generación de energía global podría crecer de un 22 por ciento en 2013 a un 26 por ciento en 2020, un cambio destacado en un periodo de tiempo limitado. Para 2020, el conjunto de la generación eléctrica global procedente de la energía renovable será más elevado que la demanda de electricidad combinada de China, la India y Brasil.

Este estudio de la IEA sostiene también que la geografía del despliegue cambiará cada vez más hacia las economías emergentes y países en vías de desarrollo, que abarcarán dos tercios de la expansión de electricidad procedente de renables para 2020.

Solo China representará cerca de un 40 por ciento del total de la capacidad de energía renovable y requiere casi un tercio de la nueva inversión para 2020.