Maximiliano Ivanissevich, responsable de Asuntos Públicos de 360 Energy, confió a este medio que la empresa tomó la “medida precautoria” de no celebrar el contrato del parque solar Saujil II, de 20 MW, “ante la incertidumbre sobre si va a haber una prórroga de plazos de COD (compromiso de entrada en operación comercial)” de los proyectos del Programa RenovAr, tal como hubiera anunciado el mes pasado el Subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind.

Ivanissevich consideró oportuno que el Gobierno otorgue mayores plazos, sobre todo por las condiciones macroeconómicas del país. De lo contrario, el directivo advirtió: “para la alternativa que el gobierno decida ejecutar las garantías, nuestro equipo de legales se encuentra estudiando en profundidad el caso”.

Es que el viernes pasado, la Secretaría de Energía del Ministerio de Hacienda informó el fin del plazo para la firma de contratos de abastecimiento de energía eléctrica (PPA, por sus siglas en inglés) de la Fase 1 de la Ronda 2 del Programa RenovAr, conforme lo establecía la Resolución 37.

Lea también: «El Gobierno confirma la rescisión de cuatro contratos de energías renovables: se iniciará el proceso de ejecución de las millonarias garantías»

De los 66 proyectos adjudicados, 6 aún no han firmado sus respectivos PPA, pero sobre 4 recaerá la posible rescisión de contratos. Se trata no sólo de Saujil II, sino también de las centrales de biomasa Kuera Santo Tome (12,9 MW) y Generacion Virasoro (3 MW), de las empresas Norcon S.R.L y Forestadora Tapebicuá S.A., respectivamente, y el emprendimiento de biogás Villa Del Rosario, de 1 MW, de la firma Crops Investments S.A.

Por su parte, la Secretaría de Energía precisó: “se comenzará el proceso para la ejecución de las garantías de los contratos que no firmaron dentro de los plazos establecidos, con el objetivo de poner a disponibilidad la capacidad de potencia que no fue ocupada mediante el régimen del Mercado a Término de Energías Renovables (MaTER)”.

Según ratificaron funcionarios de CAMMESA a este medio, hay instrucciones concretas en ese sentido, por lo que ya están trabajando. Pero confiaron que “es un tema delicado que obliga a mirar muchos detalles”, por lo que “llevará su tiempo”, aseguraron las fuentes.