Califican al borrador de la UPME de autogeneración como un “hito positivo” para las renovables

Expertos del sector explican que la iniciativa promete transformar el sector de las energías limpias en Colombia al cambiar las reglas de juego en pos de aliviar el Sistema Interconectado Nacional y abrir nuevas oportunidades de negocio sostenibles.


Gabriela Francovigh

Por

gabriela.francovigh@energiaestrategica.com

Días atrás, la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME) publicó para comentarios un borrador por el cual se establecen los límites máximos de potencia y dispersión de a la regulación de autogenerador y generador distribuido colectivos.

Se trata de la continuidad a la reglamentación parcial que se expidió en el mes de diciembre con el Decreto 2236 de 2023 y está alineado a las resoluciones que recientemente fueron expedidas por la UPME para el RUCE y los criterios de focalización, junto con las que publicó el Ministerio de Minas para la autogeneración y productor marginal virtual.

Proyecto_Resolución_capacidad_y_dispersion_cir_037_2024

Según pudo saber Energía Estratégica, la propuesta de la UPME ha sido calificada por expertos como un avance significativo para el sector de las energías renovables en Colombia.

Uno de ellos fue Hemberth Suárez Lozano, Abogado y Socio fundador de OGE ENERGY, quien en diálogo con este medio destaca: “El borrador es muy positivo para las energías renovables no convencionales y es un hito en la historia de las energías y de la regulación sobre Autogeneración que siempre fue individual y ahora pasa a ser para beneficio de un número plural de usuarios. Hay 100 % de probabilidades de que se apruebe”.

En otras palabras, este cambio permitirá que un gran número de usuarios puedan beneficiarse de la producción de energía renovable, lo cual fomenta una mayor adopción de estas tecnologías y promueve la sostenibilidad energética en el país.

Principales cambios en la regulación

De acuerdo a Suarez Lozano, el borrador de la UPME fija nuevas reglas para la venta de excedentes e introduce nuevas pruebas para la aprobación de la conexión, lo cual requiere una actualización de los Acuerdos del Consejo Nacional de Operación de Energía.

De esta forma, el experto espera que estos cambios tengan un impacto significativo en el mercado energético colombiano tales como:

Más negocios en la construcción, administración, operación y mantenimiento de activos productores de energía, lo cual significará un aumento de la generación de energías renovables no convencionales como la eólica y la orgánica, sumada a la solar fotovoltaica;

− Modificaciones en las políticas de financiación por parte de entidades bancarias dado que esto implica la inversión en más activos;

− Incremento en las solicitudes de asignación de capacidad y conexión ante el Operador de Red;

Alteraciones en las cláusulas de los contratos.

Por todo lo expuesto, el especialista subraya que esta propuesta «no solo facilita la implementación de recursos energéticos distribuidos, sino que también reduce la dependencia de la red nacional».

«Esto aliviará el Sistema Interconectado Nacional y permitirá una reducción en los precios de la energía para los consumidores que utilicen autogeneración y producción marginal. Además, promoverá un sistema energético más sostenible y eficiente», concluye.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *