El Alcalde de Cali Maurice Armitage, anunció que el próximo 8 de agosto estará en el puerto de Buenaventura, para recibir la primera flota con cero emisiones de CO2 del país, compuesta por 26 vehículos eléctricos y 21 de combustión a gas natural vehicular, que luego de los trámites requeridos, serán puestos a rodar para el servicio de todos los caleños.

La empresa de transporte marítimo que trae los buses a Colombia confirmó esta fecha. El barco de gran calado atracará en el puerto del pacífico colombiano para descargar 47 automotores en total.

“La verdad es que estamos ansiosamente esperando los buses y vamos a estar en Buenaventura recibiéndolos y esperamos que en octubre, podamos estar de nuevo esperando los otros 110 buses eléctricos también”, destacó el funcionario.

Armitage, también indicó que “estamos aspirando a que esta administración deje 136 buses eléctricos funcionando y 21 a gas, espero que el próximo alcalde también pueda inaugurar el año entrante 200 buses eléctricos que deben venir, porque se están licitando. Estoy seguro que Cali va a tener la flota más grande de buses eléctricos en Colombia y vamos a ser los pioneros en esto y nos sentimos inmensamente orgullosos de tener esta noticia”.

Programa que permitirá ahorrar energía

Asimismo, la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, y el alcalde de Cali, Maurice Armitage, anunciaron el inicio del Programa de Auditorías Energéticas del Fondo de Energías No Convencionales y Gestión Eficiente de la Energía (FENOGE), que busca lograr un consumo más eficiente del servicio en siete de las edificaciones adscritas a la administración municipal. Las instalaciones físicas que harán parte de este programa son:

– Centro Administrativo Municipal de la Alcaldía de Cali.

– Institución Educativa Nuevo Latir.

– Unidad Deportiva Jaime Aparicio.

– Unidad Deportiva Jorge Herrera.

– Unidad Deportiva Alberto Galindo.

– Unidad Deportiva Mariano Ramos.

– Sede Departamental del Ministerio de Transporte.

«El ejemplo comienza en casa y hoy Cali se convierte en una de las ciudades pioneras en el consumo responsable de la energía. De las 33 instalaciones físicas de entidades públicas a nivel nacional seleccionadas para participar en estas auditorías, siete se encuentran en la capital del Valle del Cauca, lo cual demuestra su compromiso con la eficiencia energética y la protección del medio ambiente», aseguró Suárez.

Estas auditorías incluyen acciones que van desde la identificación de buenas prácticas que pueden desarrollar el equipo humano y los usuarios al interior de cada edificación, reconversiones tecnológicas como, por ejemplo, la sustitución de bombillos incandescentes por luminarias LED, adecuaciones arquitectónicas como el uso de ventanas amplias en espacios cerrados que faciliten una mayor luminosidad y ventilación natural, entre otros.

Además, en el marco de estas auditorías, el Ministerio de Minas y Energía ofrecerá acompañamiento a la Alcaldía y las demás entidades beneficiadas en la verificación técnica y financiera de proyectos para la instalación de paneles solares destinados a la autogeneración de energía.

Con la implementación de estas medidas, la Administración Municipal de Cali podría lograr una disminución del consumo de energía cercana a los 9 megavatios hora al año, una reducción de más de 30 toneladas en la emisión de gases de efecto invernadero, y un ahorro hasta de 140 millones de pesos al año en el consumo.

«En Cali hemos adelantado múltiples acciones que le apuntan a la eficiencia energética. En esta administración, por ejemplo, iluminamos vías principales como la avenida Pasoancho, la autopista Suroriental, parques y zonas verdes con tecnología LED. Hemos ahorrado el equivalente al consumo de casi tres mil hogares y seguiremos avanzando en esta dirección con las auditorías energéticas», destacó el alcalde de Cali.

Incluyendo las siete instalaciones físicas de la ciudad de Cali, el Ministerio de Minas y Energía llegará con el Programa de Auditorías Energéticas a un total de 33 edificaciones de la capital del Valle y de municipios y ciudades como Yopal, Leticia, Manizales, Pasto, Bucaramanga y Bogotá. Con esta iniciativa y la implementación de buenas prácticas, se espera lograr un ahorro de energía de 1.375 megavatios hora y una reducción de 637 toneladas de CO2 que equivale a sembrar 1.274 árboles, partiendo de una base de un 10% de ahorro.

De esta manera, el Gobierno del Presidente Iván Duque avanza en la transformación energética y el cumplimiento de la meta contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo, ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’, que busca llegar como mínimo a 50.000 usuarios con programas que promuevan el uso eficiente de la energía eléctrica, el recambio tecnológico, ahorro y la conservación de los recursos energéticos en todo el país.

Buenos hábitos en el consumo de energía

Todos podemos aportar en el camino hacia la eficiencia energética y la protección del medio ambiente. Según cálculos del IDEAM, cada colombiano emite, en promedio, 4 toneladas de CO2, al año.

La mayor parte de estas emisiones se originan por el uso diario que hacemos del transporte para movilizarnos hacia nuestro trabajo, nuestra casa, o los lugares de estudio (43%). También se producen por el consumo de alimentos y los residuos que generamos (40%) y por las actividades en el hogar o el uso de electrodomésticos (16%).

Para compensar esta huella de carbono de 4 toneladas de CO2 al año, cada uno de nosotros debería sembrar 8 árboles, al año.

Una de las acciones para reducir esta huella de carbono y de aportar a la protección del medio ambiente es la eficiencia energética, es decir, el uso responsable de la energía.

Podemos ahorrar en el consumo de energía eléctrica con acciones sencillas como graduar mejor el aire acondicionado, o la nevera:

  • Usar el aire acondicionado a 22 grados y no a 18 grados, genera un ahorro del 46%.
  • Usar un refrigerador pequeño a 7 grados y no a 5 grados, genera un ahorro del 25 por ciento.
  • Evitar que un electrodoméstico esté expuesto al sol puede traer un ahorro hasta del 60 por ciento.

Otros consejos

  • Desconectar equipos que no se usan, electrodomésticos, iluminación, etc.
  • Aprovechar la luz natural para la iluminación de áreas.
  • Apagar la pantalla del computador mientras no esté en uso.
  • Bañarse con agua fría o tibia, duchas cortas.
  • No dejar abierta la nevera o refrigerador.
  • Reemplazar los dispositivos que cuenten con tecnología poco eficiente, por ejemplo, neveras de muchos años de antigüedad.