El mercado de autoconsumo o net-billing en Chile regula instalaciones de hasta 300 kW de capacidad instalada. Este nicho, a pesar del gran potencial solar que presenta el territorio, aún no logra asentar los senderos de expansión que promete para el largo plazo.

De acuerdo a las estadísticas oficiales, la tendencia de reducción del crecimiento empezó a producirse desde finales de 2017, con algunos meses excepcionales en 2018.

El pico de aumento se dio en marzo de 2017, cuándo el alza escaló al 12%.

 

Para mejorar su desarrollo, las compañías del rubro solicitan, entre otras medidas, aumentar el límite de potencia hasta 500 kW, para alcanzar clientes regulados que no tienen la posibilidad de migrar a cliente libre y que al mismo tiempo quedan fuera del mercado de Net Billing.

Asimismo, los empresarios consideran clave que la información bidireccional digital del medidor inteligente sea de propiedad del cliente regulado y administrada por un ente técnico independiente.

Es decir, distinto de la empresa distribuidora y, por ende, ausente de conflictos de interés. Interpretan que esto permitiría ofrecer mayores garantías de libre competencia y transparencia a todos los interesados: clientes regulados, mercado privado, empresa distribuidora y entidades regulatorias.

Por estas horas, hay expectativas respecto de la propuesta de nuevo reglamento para distribuida, puntualmente en lo que respecta a la incorporación de nuevas figuras como las instalaciones de propiedad conjunta.

Datos 2018

La información actualizada por el organismo indica que en 2018 se incorporaron 9.671 kW de potencia de generación distribuida, esquema que regula la Ley 20.571.

Esta legislación es la que plantea las reglas de un sistema que permite la autogeneración de energía en base a Energías Renovables No Convencionales (ERNC) y cogeneración eficiente.

De acuerdo al reporte de la CNE que analiza Energía Estratégica Chile, la potencia instalada total acumulada de generación distribuida alcanzó el año pasado 21.214 kW.

Así se concluye en base al listado de las instalaciones inscritas ante la Superintendencia de Electricidad y Combustibles mediante el Trámite Eléctrico TE4.

En tanto, en 2018 se realizaron 1.835 nuevas conexiones, aproximadamente un 40% más de lo que resultó en 2017 (1.321), lo que marca un crecimiento significativo del mercado en cantidad de instalaciones.

En base a estas cifras, se estima que el promedio de las unidades instaladas durante 2018 alcanzó 5.3 kW, apalancadas por los sistemas de energía solar fotovoltaica.