La propuesta consiste en el recambio total del alumbrado público por un sistema LED telecomandado, el de los artefactos de los edificios públicos y de las luminarias en los espacios comunes de los edificios de propiedad horizontal y barrios privados.

El ahorro que se lograría, según CADIEEL, “es equivalente a lo que generará la proyectada central nuclear de Atucha IV, que se estima costará alrededor de 5.000 mil millones de dólares, una cifra que permitiría construir al menos cien mil viviendas”.

El presidente de CADIEEL, Jorge Luis Cavanna, dijo que la propuesta “no sólo generará un importante ahorro del consumo energético con sus consecuencias ambientales sino que, además permitiría generar más de 20.000 empleos de alta calificación”.

Cavanna, explicó que el proyecto, que fue presentado a los ministerios de Energía y de Producción, prevé duplicar en un plazo de tres años la producción de luminarias.

Si el estado aplica este plan sin duda se beneficiaran todos los protagonistas por el ahorro de energía que significa, por la generación de recursos genuinos para las arcas públicas, y por el impulso a la innovación tecnológica e internacionalización de nuestras PyMEs”, recalcó Cavanna.

Explicó que la iniciativa prevé un plazo de adaptación y se implementaría un sistema similar al de ‘Ahora 12´ para facilitar a los consorcios la adquisición de los equipos que reemplacen a los obsoletos.

El dirigente fabril insistió en que este plan presenta “ventajas geométricas” y explicó que al ser de fabricación argentina «no sólo se ahorran 2.000 millones de dólares en divisas, sino que, además, cada artefacto nacional tributa casi el 50 por ciento en aportes e impuestos que vuelven a las arcas públicas”.