Marcelo Álvarez, presidente de la entidad, saludó al presidente electo Mauricio Macri y a su equipo de colaboradores, con quiénes previamente intercambió opiniones sobre el futuro de la industria energética: “en esta nueva etapa, donde hay un futuro equipo de gobierno, aspiramos desde el inicio participar del proceso de diversificación de la matriz que fue anunciado por el partido que ganó durante la campaña electoral”.

Tenemos expectativas que a través de una reglamentación virtuosa de la nueva ley de promoción de energías renovables 27.191, el país logre inversiones para el desarrollo del mercado local”, celebró Álvarez.

De cara al futuro, el presidente de CADER remarcó la importancia de establecer una normativa que autorice a los usuarios particulares la inyección de energía renovable a la red para estimular la utilización de todas las tecnologías disponibles, como la energía eólica, solar, biomasa, entre otras.

Estamos a disposición de las nuevas autoridades para realizar los aportes que sean necesarios; el diálogo debe ser el camino para la instrumentación de políticas de Estado que garantice el desarrollo de la industria y la creación de puestos de trabajo”, expresó Álvarez.

En cuanto a las energías limpias, el ejecutivo destacó que “en Argentina tenemos un excelente potencial que podría aprovecharse para garantizar el autoabastecimiento energético y evitar la salida divisas por importaciones de combustibles fósiles, que hoy son más caras que las fuentes renovables y dañan al medio ambiente”.

Tenemos la vocación de colaborar con los funcionarios del área que designe la nueva administración para trabajar en la elaboración de marcos regulatorios que nos encaminen hacia el gran objetivo de diversificar la matriz eléctrica; estamos ante una gran oportunidad por la competitividad que alcanzaron las energías renovables y estamos convencidos que Argentina debe aprovechar su gran potencial de recursos naturales y humanos”, manifestó Álvarez.