CADER difundió un fragmento del documento (Descargar) vinculado a las bioenergías que Energía Estratégica comparte a continuación:

Las bioenergías representan una oportunidad única para lograr un desarrollo económico, social y medioambiental sostenible. Constituyen una alternativa de industrialización de sectores de producción primaria y aprovechamiento de biomasa disponible, que brindan desarrollo económico, social y ambiental al lugar en el que se emplazan.

La amplia y variada disponibilidad de biomasa a lo largo y ancho del país brinda las condiciones necesarias para que las oportunidades de desarrollo se presenten. Un punto central para considerar es que este tipo de proyectos se pueden emplazar en cualquier parte del territorio.

En la medida en que haya disponibilidad de biomasa natural, producida o residual, los proyectos cuentan con el ‘’combustible’’ para poder desarrollarse. No son necesarias condiciones meteorológicas particulares, ni disponibilidad de material fósil.

Estos proyectos facilitan la posibilidad de hacer que cada provincia pueda ser generadora de energía, con todos los beneficios sociales, ambientales y económicos que ello conlleva, reemplazando la importación de combustibles fósiles como Gas Oíl, GLP, Fuel Oíl, entre otros, o bien la necesidad de transportarlos desde puntos remotos.

La vigencia de la Ley 27.191 y su reglamentación permitieron que el sector de las bioenergías tenga un crecimiento considerable, generando inversión y desarrollo tecnológico nacional. Por otro lado, los proyectos que están en operación y en construcción permiten validar las externalidades positivas de estos proyectos, que derraman en la economía regional y nacional.

A los fines del desarrollo sostenido de las bioenergías como fuente de ER, CADER propone los siguientes cursos de acción:

  • Programas RENOVAR específicos para bioenergías.
  • Ley de Biometano: promoción y reglamentación con cupo obligatorio de corte del Gas Natural y Gas envasado comercializado en la Argentina (obligatoriedad para grandes usuarios y vehículos de carga y de pasajeros).
  • Optimización de los mecanismos de financiamiento, basado en la experiencia adquirida.
  • Mejora de los mecanismos de compensaciones fiscales, también a partir de la experiencia adquirida.
  • Ampliación de cupos de proyectos de biomasa y biogás y nuevas rondas licitatorias.
  • Optimización de los mecanismos para la recepción de proyectos de biomasa y biogás.
  • Definición de incentivos para el desarrollo del aprovechamiento térmico (biogás y biomasa seca en generación de calor industrial y residencial), y promoción de transferencia tecnológica para el despegue del sector.

Más allá de estas propuestas, hacemos notar que los proyectos en general son realizados por empresas de capitales nacionales y el financiamiento en la mayoría de los casos, se estructuró con el Banco BICE y el Banco Nación de la República Argentina.

El problema de estructuración de los préstamos se observa en las garantías solicitadas por los bancos, los cuales no consideran los contratos de abastecimiento firmados con CAMMESA y los avales existentes -FODER especialmente- como garantía suficiente.

En los recientes años se ha generado una importante base de conocimiento local para el sector de la biomasa seca y el biogás, que incluye a los desarrolladores locales, tecnólogos, organismos de ciencia y tecnología, universidades, proveedores de insumos, sectores de financiamiento, distribuidores de energía, como a los usuarios y las comunidades.

Están dadas las condiciones para generar sinergias a este sector estratégico y fundamental para el desarrollo rural y de las economías circulares a nivel nacional.