La Cámara Argentina de Energías Renovables (CADER) elaboró un minucioso informe sobre el sector eléctrico, denominado “Reporte Ejecutivo del Sector Eléctrico”, que muestra con datos técnicos el alto grado de competitividad que alcanzaron las energías renovables en nuestro país. Fue presentado a los candidatos presidenciales para instrumentarse en los próximos años.

La demanda de energía eléctrica del país hasta el 2021 requerirá incorporar 7.000 MW de nueva capacidad instalada de generación: 5.000 MW para atender el consumo de la economía y 2.000 MW para recuperar la reserva perdida en los últimos años.

¿Cuál es la fuente de energía más conveniente y sostenible para suplir los faltantes de infraestructura? A través de un informe técnico, CADER sostiene que las energías renovables son una parte importante de la solución para contribuir con el desarrollo económico, social y ambiental de la Argentina.

Marcelo Álvarez, presidente de CADER, asegura que “cualquiera de las variantes renovables hoy en día es más económica y conveniente que la energía eléctrica generada a partir del gasoil importado, utilizado en la Generación Distribuida”.

El año pasado el Estado destinó 1.240 millones de dólares para cubrir el déficit de las zonas que requieren de refuerzos de energía eléctrica, sólo en concepto de gasoil importado, exento de impuestos internos. Se podría ahorrar esta importante suma de divisas utilizando el potencial de las energías eólica, solar, biomasa y mini-hidroeléctrica.

Por eso, Álvarez, recomienda a la próxima gestión de Gobierno incorporar energías limpias en un plan estratégico para el sector energético, considerando que su inserción y difusión de manera eficiente presenta numerosas ventajas:

• Aumentan la seguridad energética
• Desarrollan la industria nacional y generan empleo
• Son económicas y ahorran divisas
• Mitigan el cambio climático
• Mejoran la calidad de vida de la población
• Promueven el desarrollo regional de las economías.

El costo de generar energía eléctrica utilizando diésel importado osciló en 2014 en torno a los 390 dólares el MWh, valores hasta 6 veces más onerosos de los que ofrecen las tecnologías renovables.

En este contexto, CADER elevó su propuesta a los candidatos presidenciales, teniendo en cuenta que el parque eléctrico en nuestro país, denominado turbo vapor (TV), presenta más de 2.000 MW con una edad superior a los 40 años desde su instalación. Y en consecuencia, es necesario incorporar 7.000 MW de potencia en los próximos 4 años para atender las crecientes demandas.

Por otra parte, CADER saluda la sanción de la ley de energías renovables 27.191, que propone actualizaciones a la ley 26.190 con el objetivo de lograr que en 2017 un 8 por ciento de la matriz esté conformado por fuentes limpias. La institución se encuentra colaborando en su reglamentación para garantizar que todas las variantes puedan desarrollarse en el corto plazo.

Potencial de las renovables

  • Eólica

Incorporar 2.000 a 3.000 MW de generación eólica es factible y económicamente conveniente para el sistema eléctrico de nuestro país. Las centrales eólicas instaladas en Rawson y Puerto Madryn demuestran que granjas eólicas de potencias de 50 a 100 y 200 MW pueden ingresar en el sistema interconectado nacional en 12 a 18 meses con todas sus unidades disponibles.

  • Biomasa

En nuestro país se puede operar con centrales de biomasa obteniendo costos de generación eléctrica 6.5 veces más bajos que el del Gasoil importado. La biomasa distribuida logra como combustible un costo por MMBTU muy competitivo frente al Gas Oíl: 4 USD/MMBTU contra 26 del gasoil sin impuestos (723 USD/m3).

  • Solar

En esta opción tecnológica, los costos han caído significativamente y se espera que continúen haciéndolo en el futuro cercano. Los primeros contratos celebrados hace 5 años en la Argentina se establecían en torno a los 560 USD/MWh, mientras que hoy los mismos rondan los 240. Este precio podría reducirse sustancialmente si el marco regulatorio y las líneas de crédito fueran los adecuados. Con tasas y períodos de repago competitivos conforme a valores internacionales del sector, como lo son por ejemplo los casos de Brasil, Chile y Uruguay, las tarifas locales serian sensiblemente más bajas y muy competitivas respectos de otras tecnologías que forman parte de la matriz actual.

  • Biocombustibles

La capacidad de la industria de Biodiesel escaló a 4,6 millones de toneladas anuales, lo que permite un mayo aporte mayor en la matriz, tanto en lo que respecta a mezcla con gasoil para uso automotor como para generación eléctrica.

CADER sostiene que las Energías Renovables son la mejor opción para suplir la mayor demanda eléctrica que enfrentaremos en los próximos años.