El CENACE señala en su último comunicado que las únicas transacciones reconocidas por la Ley de la Industria Eléctrica vinculadas con el Mercado Eléctrico Mayorista, son las que operan ellos, lo que complicaría a licitaciones privadas como las que Bravos Energía organiza, ¿esto es así? ¿hay algún hueco legal o error de interpretación?

La Ley se aclara que los privados pueden celebrar contratos para todos los productos del mercado eléctrico y se indica que tiene la obligación de sólo avisar al CENACE. A partir de allí, el CENACE publica la información pertinente de los contratos para que haya transparencia. Es decir que la Ley sí permite que los privados celebren contratos bilaterales. No pueden haber dudas sobre esto.

Avanzando más en el análisis, puedo agregar que la Ley no da mayores detalles sobre los contratos entre privados pero es porque no está describiendo un proceso que opera el Gobierno y eso es correcto que sea así. Nada más lo permite y fin de la historia.

Ahora bien, la Ley sí describe en detalle uno de los procesos para llegar a contratos que son las subastas que el CENACE debe operar para el suministro básico. Es acertado observar que la Ley aborda esos tipos de contratos pero sería un malentendido pensar que la Ley esté prohibiendo los otros contratos que no describe en detalle.

¿Hasta dónde llega el control e incidencia del operador del mercado en contratos entre privados?

Es un tema muy importante aclarar cuál es el papel del operador. En el marco de la Ley de la Industria Eléctrica, el CENACE no tiene una facultad que le permita reconocer o aprobar contratos entre privados y esto se malinterpreta en el comunicado. No es requisito y ni siquiera una posibilidad.

Si un privado quisiera obtener un “aval” del CENACE sobre un contrato, no podría porque no existe tal cosa.

¿Y cómo interpretaron esta nota ustedes?

El comunicado menciona que el CENACE no reconocerá los contratos privados de cierto tipo. No están diciendo nada nuevo, porque el CENACE nunca pudo “reconocer” contratos privados.

¿Qué seguridad le transmiten a las empresas que están participando de su proceso?

Ese es otro punto muy bueno y toca el tema de si el CENACE va a otorgar interconexiones o si los generadores van a obtener permisos.

¿Corre riesgo que se restrinja el acceso a la red eléctrica a proyectos con contratos bilaterales bajo mecanismos entre privados?

Nosotros desde el inicio del proceso, queríamos asegurar que la subasta se alineara con las políticas del Gobierno y que no fueran incompatibles con la regulación, entre estos: la interconexión, el permiso de la CRE y la manifestación de impacto ambiental.

Por eso, nuestro esquema evalúa los proyectos de generación con base en sus avances de contratos y permisos previos que se requieren para luego operar. Para nuestra evaluación técnica los proyectos presentaron esa información y nosotros en función a esos datos les asignábamos un puntaje. El resultado es que los proyectos que no tuvieron avances no obtuvieron un puntaje bueno y les resulta imposible entrar en la subasta a menos de que presenten garantías líquidas, cartas de crédito por montos enormes. Eso tuvo el efecto deseado porque los proyectos que están avanzando en el proceso son los que tienen avances significativos en los permisos con el Gobierno.

¿Cuántos participantes siguen en carrera?

En esta última etapa, ya son 9 compradores y 19 vendedores que están confirmados en el proceso. La mayoría de estos son empresas de energías renovables y unas pocas son de gas.

Inicia la etapa de ofertas en los concursos eléctricos de la iniciativa privada mexicana

¿Mantendrán el cronograma de esta primera convocatoria?

En las siguientes dos semanas vamos a terminar con las evaluaciones financieras de los compradores -ya completamos las de vendedores-. Luego, informaremos cuántas garantías deben presentar a principios de marzo tanto compradores como vendedores.

El 23 de marzo, vamos a recibir las ofertas económicas finales con precios de compra y venta. Y el 25 de marzo anunciaremos los resultados.

Para quienes creen que existe especulación o desconocimiento de la iniciativa privada organizando estos mecanismos, veo importante aclarar que los socios fundadores de Bravos Energías estuvieron todos involucrados desde la función pública en el diseño de las subastas a largo plazo, por lo que tienen conocimiento pleno de estos mecanismos y de la Ley de la Industria Eléctrica…

Pues sí. Es cierto que formábamos parte de los equipos que trabajamos en las reglas de las subastas. Conocemos en detalle la Ley y tenemos certeza de que el país necesita inversión en el sector eléctrico para reducir tarifas y lograr la soberanía energética.

México necesita que la inversión privada entre a complementar la inversión pública y las subastas son una forma muy eficiente y transparente de fomentar la inversión. Es para el beneficio de todos.

«Pleno avance de los concursos eléctricos mexicanos a largo plazo: garantías, contratos y administrador de pagos y colaterales»