Publicada hoy en el Boletín Oficial, la Resolución General Conjunta 4618 entre la Secretaría de Gobierno de Energía, dependiente del Ministerio de Hacienda de Nación y la AFIP – Administración Federal de Ingresos Públicos- oficializó la implementación del certificado fiscal para proyectos de generación de energía eléctrica a partir de fuentes renovables en el marco de Leyes nacionales 26190 y 27191 como así también de la Resolución No 479/2019.

La medida que entrará en vigencia el próximo mes (dentro de 30 días) tiene directa repercusión en los proyectos renovables contemplados en la resolución, puesto que los avances permitirían acceder a beneficios en función de la integración de componente nacional en las instalaciones electromecánicas de las centrales de generación (excluida la obra civil) y será aplicable a pagos tales como: saldos de declaraciones juradas y anticipos de los impuestos a las ganancias, a la ganancia mínima presunta, al valor agregado e internos.

En el artículo 2 del citado documento, se indicó que los certificados fiscales emitidos tendrán una vigencia de CINCO (5) años, contados desde el 1° de enero del año siguiente al de su fecha de otorgamiento.

Vencido dicho plazo caducarán automáticamente, sin necesidad de acto alguno por parte de la Autoridad de Aplicación (SE), y no podrán ser utilizados para cancelar las obligaciones fiscales del beneficiario, o el cesionario en su caso, ni podrán ser cedidos.

Adicionalmente, se resolvió los certificados fiscales tendrán la modalidad de bono electrónico y que el beneficiario podrá solicitar el fraccionamiento de los certificados en hasta cinco (5) bonos electrónicos, cada uno por un importe igual. Esto permitiría variables como: dos bonos del 50% cada uno, cuatro de 25% o cinco de 10%. 

Sobre el procedimiento, se aclara que la imputación se efectuará mediante el sitio web http://www.afip.gob.ar donde se deberá seleccionar el bono fiscal que corresponda aplicar: prefijo 202 por Certificado fiscal final y 203 por Certificado fiscal anticipado; y donde además se completará el importe de la obligación a cancelar.

Este último detalle normativo para solicitar los beneficios en modalidad anticipada tiene enorme trascendencia frente a las condiciones económicas financieras que atraviesa el país, no sólo por el retorno en el momento y fraccionamiento de acuerdo a la conveniencia de cada proyecto en construcción, sino también porque se ha permitido endosarlos como billetes para que otros paguen impuestos aunque estableciendo quienes lo pueden ceder y en qué condiciones.

Según el artículo 9 los requisitos para la cesión son los siguientes:

a) No posea deudas exigibles con la ADMINISTRACIÓN FEDERAL DE INGRESOS PÚBLICOS. b) No haya utilizado o imputado parcialmente dicho bono.

c) Informe el precio de venta del bono fiscal mediante el servicio “Administración de Incentivos y Créditos Fiscales” mencionado en el Artículo 7°.

d) Haya constituido y vinculado la garantía que corresponda, de tratarse de un certificado fiscal anticipado.

Es preciso aclarar, que el único motivo por el cual se podrían revocar estos bonos fiscales es de comprobarse luego que el total del contenido nacional en las instalaciones electromecánicas del proyecto renovable representan un porcentaje menor al 30% exigido.