Evo Morales, mandatario de la República de Bolivia, saludó «el gran interés de cooperar en la transferencia de tecnología alemana para dar valor agregado a nuestros recursos naturales«, ante la líder de la primera economía de la Unión Europea (UE), Ángela Merkel, cuando esta observaba que «Bolivia está experimentando un notable desarrollo y también notables avances la lucha contra la pobreza«.

«Hemos comprado bastante tecnología de Siemens para las plantas termoeléctricas. Para los próximos tres años haremos una inversión de más de 1.000 millones de dólares«, aseguró el sudamericano, quien el martes firmó acuerdos preliminares para la dotación de turbinas para tres nuevas termoeléctricas. «Tenemos buenas oportunidades de exportar energía a Brasil y Argentina y para ello necesitamos esta tecnología» precisó.

Merkel anunció que en breve será firmado un nuevo acuerdo marco para la cooperación bilateral en el desarrollo de energías renovables, el desarrollo de los espacios rurales y la formación profesional.

«Bolivia quiere invertir en energía eólica y acordamos en este punto mejorar la cooperación«, detalló la titular del gobierno alemán.

Morales agradeció «a la hermana canciller Merkel» el apoyo de Alemania en la formación de profesionales bolivianos, en particular para la futura producción de litio. «La Universidad Técnica de Berlín nos está dando diez espacios. Cuanto tengamos esta industria del litio vamos a necesitar unos 400 profesionales que administren y no contamos con esta experiencia«.

Tras reunirse con Merkel, quien le recibió con honores militares, Morales se entrevistó con el presidente alemán, el independiente Joachim Gauck, en el Palacio de Bellevue.

Berlín fue la primera estación de su gira de nueve días por Alemania, Italia, Francia e Irlanda, en la que le acompañan sus ministros de Exteriores, David Choquehuanca, y de Hidrocarburos y Energías, Luis Alberto Sánchez, y otros cinco miembros de su Gobierno.