Alfonso Blanco Bonilla, secretario ejecutivo de Olade, participó del ciclo de entrevistas ‘Protagonistas’, producido por el portal de noticias Energía Estratégica.

Allí, el dirigente de la máxima asociación latinoamericana de energía observó que, a raíz del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, no sólo los precios de los hidrocarburos han aumentado, sino el de todos los productos y servicios a nivel global, lo que redunda en altos niveles de inflación.

“Estamos en un momento de fuerte impacto que no sólo incide en el sector energético, sino toda la cadena de suministro”, advirtió y sostuvo: “Aun cuando se resuelva el conflicto bélico, la entrada de la oferta de hidrocarburos ruso, ya sea gas o petróleo, al mercado mundial, no es algo que se dé de forma inmediata”.

No obstante, Blanco destacó que este escenario de precios del barril Brent por encima de los 100 dólares favorece a la aceleración hacia la diversificación energética.

“Los elementos económicos son los que más motivan a una mayor incorporación de fuentes de energías renovables”, reconoció.

Por lo que aseveró: “Estamos en un muy buen momento para incrementar la renovabilidad”.

Sin embargo, agregó: “Pero también estamos en un buen momento en el cual las industrias extractivas van a tener un excedente de renta que puede entrar nuestras economías y que de alguna forma lo podemos estar aprovechando para trabajar en una matriz energética mucho más diversificada”.

En esa línea, el Secretario Ejecutivo de la Olade indicó que, en el futuro inmediato, los distintos países (no sólo los latinoamericanos) pusieron como prioridad el abastecimiento. “El retorno al carbón es una solución de corto plazo para atender la urgencia de seguridad energética que se está viviendo a nivel global”, analizó.

Pero consideró que, al largo plazo, los precios altos del petróleo funcionan como un “motivador” para incorporar más renovables como un mecanismo de depender menos de las fuentes fósiles y abaratar costos en energía.

“Las decisiones orientadas a una mayor renovabilidad claramente tiene un beneficio para todas las economías porque hoy las renovables son competitivas respecto a cualquier otra fuente de energía”, concluyó Blanco.