BlackRock realizó la adquisición a través del fondo Global Renewable Power III (GRP III) con asesoría de Milbank – Estados Unidos (Nueva York) y Carey (Santiago de Chile), este último participó en la debida diligencia de los proyectos, negociación y redacción de los documentos de la transacción y contratos EPC, estructuración el financiamiento y la inversión y la coordinación de cierres, entre otras cosas.

Prieto Abogados (Santiago de Chile) asesoró al fondo chileno AD Capital en la venta de Tralka.

Al mismo tiempo, BlackRock concretó una asociación con el desarrollador y operador checo de plantas solares Solek Holdings para construir y adquirir hasta 28 proyectos fotovoltaicos PMGD con una capacidad total de hasta 200 MW.

También firmó un contrato de administración de portafolio con la compañía canadiense de asesoría e inversión en infraestructura Aediles Capital para la administración del portafolio PMGD/PMG de GRP III en Chile que, de acuerdo con Carey, está proyectado totalizar una capacidad de hasta 435 MW a través de una inversión de hasta 200 millones de dólares, convirtiéndose en uno de los mayores de energía distribuida del país.

El portafolio vendido fue adquirido por Tralka en 2018 y financiado con recursos de Banco Security. En 2019, la empresa refinanció deuda con el banco chileno y recibió un préstamo de BTG Pactual Deuda Privada.

Esta también es la primera inversión del fondo de BlackRock en América latina.